Si deseas escuchar la noticia, haz click AQUÍ

Clarence Thomas, uno de los jueces conservadores del Tribunal Supremo de EEUU, afirmó este viernes en un escrito que las vacunas contra la covid-19 se desarrollaron utilizando células de “niños abortados”.

El juez, que la semana pasada votó a favor de anular las protecciones al aborto, escribió esa frase en una opinión contraria al resto de magistrados del Supremo, que rechazaron un caso por el que un grupo de sanitarios pedía anular el mandato de vacunación impuesto en Nueva York basándose en consideraciones religiosas.

Mientras que la mayoría de la Corte desestimó el caso, Thomas aseguró que los sanitarios se oponen «por motivos religiosos» a todas las vacunas contra la covid-19 disponibles porque «se desarrollaron utilizando líneas celulares derivadas de niños abortados».

Deja tu comentario sobre este artículo, recordar que es de total responsabilidad de quien los emite: