Escuche este artículo

Para el “festejo” del Año Nuevo 2020 se realizaron masivas convocatorias en las principales plazas del país, siendo las más grandes las de las regiones Metropolitana y de Valparaíso. A pesar del llamado pacífico de los mismos manifestantes, la presencia de Carabineros -como acostumbra a ocurrir- empañó la celebración.

Desde la tarde del martes llegaron hasta la llamada «zona cero» en Santiago miles de personas a esperar pacíficamente el 2020. Sin embargo, en algunos sectores los efectivos policiales reprimieron con carro lanza-aguas, bombas lacrimógenas y perdigones.

Diego Lastra es estudiante de Medicina de la Universidad Diego Portales (UDP) y la noche del martes se encontraba en la Plaza de la Dignidad cuando recibió el impacto de una bomba lacrimógena en su rostro. Perdió la visión de su ojo izquierdo.

El joven se encuentra en el Hospital Salvador y será sometido a cirugía reconstructiva. “Señor Piñera, escuche a los jóvenes, escuche al pueblo, no le pide grandes cosas, no pide cosas inalcanzables”, expresó la mamá de Diego la mañana de este viernes. Las autoridades, en cambio, no se han pronunciado en lo absoluto sobre este caso; por ejemplo, el Intendente de la Región Metropolitana, Felipe Guevara, solo informó de tres detenidos durante esa noche, omitiendo a los lesionados.

Otro de los puntos del país que estuvo fuertemente reprimido durante la madrugada del 1 de enero fue la ciudad de Valparaíso, donde a partir de las 00:30 horas comenzó a llegar gente hasta el centro, entre ellos Matías Orellana. El profesor originario de Viña del Mar se encontraba en la Plaza Aníbal Pinto, lugar donde ocurría un ataque por parte de Carabineros. A eso de las 04:00 horas recibió el impacto de una bomba lacrimógena, lo que le generó una fractura de cráneo expuesta y la pérdida de visión en su ojo izquierdo.

En el caso de Matías, el Intendente de Valparaíso, Jorge Martínez, ha realizado declaraciones solicitando a Carabineros abrir una investigación por el caso. Sin embargo, hasta el momento no hay responsables, y desde el Gobierno tampoco ha habido algún pronunciamiento.

Nicole Kramm ha sido otra de las víctimas de trauma ocular en estos primeros días de enero de 2020. La joven fotoreportera se encontraba en la Plaza de la Dignidad realizando registros de la noche de Año Nuevo, cuando recibió el impacto de un perdigón en su ojo izquierdo, por lo que resultó con trauma ocular severo.

El inicio del nuevo año con la reiteración de las violaciones a los Derechos Humanos contrasta con lo expresado por el Presidente Sebastián Piñera, quien a través de su discurso de fin de año promovía la búsqueda de paz. Lo único que ha hecho el mandatario es intensificar la represión y la restricción de libertades de quienes se manifiestan por un Chile más justo.