Escuche este artículo

El senador Guido Girardi llamó al gobierno a «dejar de proteger los intereses de las empresas contaminantes» y de una vez por todas «fortalecer la institucionalidad ambiental», anunciando además que citará a la ministra de Medio Ambiente, Carolina Schimdt, a la Comisión de Medio Ambiente del Senado para que «rinda cuentas» respecto de su rol de presidenta y conductora de las negociaciones en la COP25.

Durante este domingo finalmente llegó a su conclusión la COP25, que tras sucesivas postergaciones que retrasaron el cierre del encuentro, llegó a un acuerdo para endurecer las políticas de protección climática. Sin embargo, dicho acuerdo ha sido criticado de modo prácticamente trasnversal por “insuficiente“, así como lo ha sido el rol jugado por la ministra del Medio Ambiente, Carolina Schimdt, quien presidió la instancia y condujo las negociaciones. 

Tras concluida la cita planetaria, el senador Guido Girardi criticó la “incoherencia y falta de consistencia al sostener hacia afuera algo que no se hace adentro” de la delegación chilena, llamando a dejar de proteger “los intereses de las empresas contaminantes, GENER, Codelco Ventanas” y comenzar a tomar decisiones “por el bien de todo el país”.

Asimismo, el parlamentario PPD miembro de la Comisión de medio ambiente del Senado, anunció que citarán a la ministra para que “rinda cuentas” de su cometido durante la cumbre que se desarrolló en Madrid, y aprovechó de emplazar al Presidente Sebastián Piñera, a quien dijo “queremos exigirle que sea coherente con lo que plantea hacia el exterior y firme el Acuerdo de Escazú, que respalde el proyecto de ley que le devuelve el agua a todos los chilenos, y que no sigan saboteando los proyectos de glaciares, delito ambiental y que de una buena vez fortalezca la institucionalidad ambiental”.

Diagnóstico del gobierno

En tanto, el mismo Presidente compartió el diagnóstico respecto de lo “insuficiente” de lo acordado en la COP25, afirmando que si bien se “lograron grandes avances”, éstos “no son suficientes” para hacer frente a la crisis climática.

En la misma línea, Piñera sostuvo que en los temas de financiamiento de Acción Climática a países menos desarrollados y en la aprobación de Bonos de Carbono “se avanzó mucho menos de lo necesario”, y acusó que “lo más grave es que países que más contaminan no estuvieron a la altura del desafío y siguen en deuda“.

En tanto, la propia ministra del Medio Ambiente y presidenta de la COP25, Carolina Schmidt, admitió que lo acordado “no es suficiente” agregando que “es triste no haber podido llegar al acuerdo final, estuvimos tan cerca“.

Críticas internacionales

Las críticas a Schimdt y al fracaso de la COP25 llegaron también desde actores internacionales, como el secretario general de la ONU, António Guterres, quien manifestó su “decepción” por el cómo terminó la cumbre, y el Grupo de Países Menos Desarrollados, quienes afirmaron que no se resolvieron “cuestiones claves” asociadas al cambio climático.

“Nuestra gente ya está sufriendo los impactos del cambio climático. Nuestras comunidades en todo el mundo están siendo devastadas. Las emisiones globales deben reducirse de manera drástica y urgente para limitar más impactos, y el apoyo financiero debe ampliarse“, señaló la agrupación en un comunicado.

Asimismo, organizaciones como Greenpeace International, Action Aid y WWF, criticaron duramente a la delegación chilena luego de que se presentara el borrador del acuerdo, el cual fue catalogado de decepcionante por las agrupaciones ambientales.