Escuche este artículo

La APROJUNJI, asociación gremial que reúne a más de 6000 trabajadores/as de la JUNJI a nivel nacional, anunció la posibilidad de convocar a una paralización nacional, en caso que no se den las condiciones seguras enunciadas en un pliego de peticiones realizado con miras al retorno presencial de sus funciones.

Respetar la apertura de los jardines infantiles en el Paso 4, y que a las funcionarias/os se les aplique PCR antes de volver a sus trabajos, son algunas de las medidas que la Asociación de Funcionarios de la JUNJI, APROJUNJI, hizo llegar a la vicepresidenta del servicio público, Adriana Gaete, en el marco de los reparos que esta asociación gremial ha puesto al plan de retorno presencial que impulsa el Gobierno.

Según este listado de peticiones, se solicita que los jardines cuenten con la Certificación (Protocolo de MINSAL) emanada desde cada Seremi de Educación para su apertura, así como que las Salas Cunas y Jardines infantiles cuenten con las condiciones sanitarias, de infraestructura, insumos y personal para proveer las condiciones de higiene y seguridad necesarias en contexto de pandemia.

A esto se suma que la vicepresidenta Ejecutiva, de Junji, Adriana Gaete, gestione con sentido de urgencia la vacuna del Covid-19 para el personal de JUNJI (Oficinas y Establecimientos) concretando la priorización dentro del 30%; que se exija también un aforo para jardines infantiles y distancias mínimas en espacios comunes; y mantener criterios de excepción laboral para funcionarias y funcionarios que presenten enfermedades de base y otras situaciones, para el resguardo de su salud.

El presidente nacional de APROJUNJI, Luis Daza, dijo al respecto que “nos encontramos en un estado de alerta por la defensa de la salud y la vida que no están asegurados al exponer a las y los niños, y trabajadores, a este rebrote de Covid-19. Esperamos que el gobierno no persista en las decisiones adoptadas de manera unilateral sobre el retorno presencial en fase 2 a los Jardines Infantiles, Salas Cunas y oficinas provinciales y regionales de Junji”.

Por otra parte, el Directorio Nacional solicitó que se asegure por parte de la ACHS la atención por adquirir Covid-19, que cubra el tratamiento y secuelas derivadas, así como en caso de no poder volver al lugar de trabajo, que se entreguen recursos tecnológicos, conectividad eficiente y capacitación para que se desarrolle una propuesta educativa no presencial.

Por último, el petitorio hace referencia a mantener y potenciar los coeficientes técnicos en aula, para contar siempre con un óptimo número de funcionarias para satisfacer las demandas educativas y de protección, cumpliendo además con los estándares de higiene y sanitización.