Escuche este artículo

Un trabajador de la empresa de alimentación Anakena en la capital regional, que reparte comida a otras empresas, fue sorprendido por un compañero de labores echando veneno para ratones en distintos alimentos.El empleado colocaría el veneno en alimentos que luego repartiría a terceros, el hecho fue denunciado a Carabineros, por lo cual el sujeto pasó a control de detención.Desde Anakena informaron que tomaron todas las medidas correspondientes, desvinculando al trabajador involucrado y entregando sus productos a las autoridades para que fueran periciados como evidencia.Además de interrumpir su proceso de producción, eliminando la salida de alimentos y esterilizando sus áreas de trabajo.Personal de Labocar llegó al lugar de los hechos a recoger muestras que serán pasadas por laboratorio para establecer la culpabilidad del implicado. La detención del trabajador se extendió hasta mañana, cuando se obtengan los resultados de las pericias realizadas.