Escucha el texto aquí

La portavoz de Exteriores rusa, Maria Zajarova, explicó que la adhesión a la OTAN de los dos países tendrá «graves consecuencias políticas y militares».

La vocera del Ministerio de Asuntos Exteriores de Rusia, Maria Zajarova, advirtió a Finlandia y Suecia sobre su eventual adhesión a la OTAN. En ese sentido, aseguró que tal decisión tendría “graves consecuencias político-militares”.

Estas declaraciones del gobierno ruso vinieron después de que ambos países nórdicos manifestaran su apoyo a Ucrania contra la invasión emprendida por Putin.

Además, fueron invitados a participar en la cumbre extraordinaria de la OTAN en calidad de observadores, ya que actualmente no son parte de la Alianza Atlántica.

Un aviso que se ha extendido para otros dos países, Suecia y Finlandia. La posible adhesión a la Alianza Atlántica de estos dos países tendrá consecuencias. Así lo ha avisado la portavoz de Exteriores rusa, Maria Zajarova. «Es evidente que la adhesión de Finlandia y Suecia a la OTAN, que es principalmente un bloque militar, tendría graves consecuencias militares y políticas que requerirían que nuestro país tome medidas recíprocas«, defendió Zajarova.

Por otra parte, la portavoz de Exteriores calificó a la organización del Atlántico Norte como un «bloque militar» y defendió más motivos por los cuales ni Suecia ni Finlandia deben adherirse a la organización. «Es evidente que todos los Estados participantes de la OSCE a título nacional reafirmaron en su día, incluidos Suecia y Finlandia, el principio de que la seguridad de algunos Estados no debe construirse a expensas de la seguridad de otros países«.

De los países que pertenecieron a la Unión Soviética hasta su disolución en 1991, se incorporaron a la Alianza Atlántica las tres repúblicas bálticas (Estonia, Letonia y Lituania) en el año 2004. Junto a estos países, se unieron otros países del este de Europa como Polonia. Ucrania, que no forma parte de la organización, es considerada por la OTAN como un aliado estratégico, especialmente por su proximidad a Rusia.

Desde el Kremlin, se percibe a la OTAN como una organización afín que defiende los intereses de los Estados Unidos en la región. La adhesión de Ucrania supondría limitar al mínimo la soberanía e influencia de Rusia sobre el país ucraniano, al que consideran parte indispensable debido a motivos históricos, sociales, culturales e intereses políticos. «Ucrania es parte inalienable de nuestra propia historia«, defendió el presidente ruso.

La primera ministra finlandesa, Sanna Marin, había anunciado que la invasión rusa de Ucrania “cambiaría el sentido del debate” sobre la adhesión de su país a la OTAN. Por su parte, el presidente de Ucrania, Volodimir Zelenski, agradeció a Suecia y Finlandia la ayuda militar, técnica y humanitaria proporcionada.
Deja tu comentario sobre este artículo, recordar que es de total responsabilidad de quien los emite: