Escuche este artículo

La mañana de este lunes, la polémica sobre la confesión de Rodrigo Rojas Vade produjo un tenso diálogo en televisión de los constituyentes Daniel Stingo y Teresa Marinovic, con acusaciones de boicot a la Convención y réplicas inmediatas.

Daniel Stingo y Teresa Marinovic, constituyentes de bandos contrarios, protagonizaron un tenso cruce en televisión, al abordar la polémica sobre la confesión de Rodrigo Rojas Vade, quien reconoció que no padece cáncer.

El convencional electo con la mayoría nacional, acusó en el matinal ‘Bienvenidos’ de Canal 13 que su compañera de Chile Vamos busca que fracase el órgano encargado de la nueva Carta Magna, provocando una fuerte reacción de la académica.

Todo comenzó cuando Marinovic declaró que “me preocupa ver una especie de cultura de la mentira, más allá de este caso (‘Pelao’ Vade). Cuando fue interpelada la mesa sobre el acceso a determinados servicios preferenciales para Loncon y Bassa lo negaron y resultó ser cierto. Cuando se dijo que se aumentaron las asignaciones, también hubo muchos que lo negaron”.

La victimización política hoy renta mucho, está de moda. También hemos visto mucho de eso en la convención. Pienso fundamentalmente en lo que ha sido la actitud de Loncon y (machi Francisca) Linconao”, añadió.

Stingo respondió inmediatamente que “¡¿De moda?! Los 200 años de los pueblos originarios de pasarlo mal es una moda. Mira tú, primera vez que tengo esa noticia”.

La machi Linconao, la presidenta Loncon, son mujeres, de regiones, mapuche, que han sido ninguneadas, invisibilizadas por siglos y hoy tienen la oportunidad de estar en un lugar representando a otros, la verdad es que tenemos que agradecer al pueblo chileno que votó por ellos”, aportó.

Boicot

Donde la tensión llegó al máximo, fue en el momento en que Daniel Stingo dijo que “yo creo que hemos avanzando muy bien y no hay cultura de la mentira, muy por el contrario. Y habría que preguntarle a Tere Marinovic si ella quiere que fracase o no la Convención, si quiere o no una nueva Constitución. La impresión que da es que no quiere. Varios de ellos entraron para que fracase”.

“No tengo ningún problema con la representación de los pueblos indígenas. Yo tengo problemas con los privilegios, con la pretensión de inmunidad (…) Me enteré ganó el Apruebo y que el 80 por ciento quiere una nueva Constitución. Fui candidata para participar en el proceso porque considero que las constituciones son algo relevante en un país”, replicó ofuscada Teresa Marinovic.

“Nosotros somos oposición, creemos que esto se está llevando de mala manera. No queremos que el proceso fracase, queremos vencer con nuestras ideas porque creemos que son mejores. Tienen que aceptar que hay una oposición”, cerró la convencional de derecha.