Inicio Noticias Nacional Sorprende el nivel de hipocresía de Sebastián Piñera

Sorprende el nivel de hipocresía de Sebastián Piñera

El Presidente Sebastián Piñera protagonizó este martes su última cuenta pública al mando del país, donde anunció el matrimonio igualitario, pidió perdón al país por las ayudas tardías, y reconoció que durante su mandato se violaron los derechos humanos.

Desde que comenzó su discurso, que se prolongó por casi dos horas en el Congreso Nacional de Valparaíso, las palabras de Piñera provocaron el disgusto en diversos sectores que acusaron “contradicciones” y aseveraciones de un “mundo paralelo”, ajenas a la realidad del país.

El senador Rabindranath Quinteros (PS), por ejemplo, expresó que “esta ha sido, una vez más, una cuenta de contradicciones. Llama a la unidad, pero no convoca ni dialoga. Pide celeridad en el Congreso, pero envía proyectos deficientes. Pide compresión al gobierno, pero no comprende la realidad de miles de familias. Llama a abandonar las trincheras, pero él mismo no acepta críticas. Destaca el proceso constituyente, pero a renglón seguido dicta las pautas de lo que él cree correcto en la Constitución”.

Asimismo, el parlamentario declaró que “el Presidente se apropia de un conjunto de medidas que fueron propuestas por el Congreso y que el gobierno se encargó de frenar y contener, como la regulación de precios de los medicamentos”.

“Maquilla temas fundamentales como la Educación y la Salud y presenta como logros solo sus proyectos, incompletos o deficientes, como el plan de salud universal, que no es universal, y la modernización de Fonasa, que más bien parece una privatización”, agregó el parlamentario que preside la comisión de Salud del Senado.

El senador PS también comentó las declaraciones de Sebastián Piñera respecto del estallido social y sus consecuencias. “No esperábamos un discurso de izquierda ni mucho menos, pero irrita la defensa de las acciones que, bien sabemos, decantaron en un conjunto de violaciones de los DD.HH. Si el gobierno hubiera cumplido con eficiencia su rol, no sería necesaria una fiscalía de Derechos Humanos”, afirmó.

Añadió que el Presidente “se mostró muy preocupado por la seguridad y aludió a un conjunto de proyectos, pero la gran mayoría de los chilenos esperaba el anuncio fundamental sobre la reestructuración de las policías. Otro tema del cual no se hizo cargo”.

“En lo único en que lamentablemente el presidente ha sido consistente en todas sus cuentas es en la escasa mención a las regiones. Ello sólo revela el poco interés por la descentralización y por la distribución del poder a las nuevas autoridades. Pide al Congreso que se apure con los temas que su gobierno no fue capaz de resolver”, cerró.

“Mundo paralelo”

Por su parte, el parlamentario de Convergencia Social (CS), Diego Ibáñez, señaló sobre las palabras de Sebastián Piñera, a través de sus redes sociales, que “la Cuenta Pública 2021 era sobre el Chile roto que nos dejó, no sobre su mundo paralelo”.

“Entre autoaplausos, lo único importante es la urgencia al matrimonio igualitario que presentó Bachelet. Debe incluir adopción y todos los derechos posibles en igualdad. ¡Amor es amor!”, enfatizó.

El diputado Juan Santana (PS), por otro lado, indicó a través de Twitter que “sorprende el nivel de hipocresía de Sebastián Piñera. Su sector político es quien se ha opuesto sistemáticamente a cambios políticos y culturales como la nueva Constitución y matrimonio igualitario, iniciativas que hoy abraza y hace suyas en su última cuenta pública. Paradójico”.

Asimismo, la diputada Camila Vallejo (PC) declaró que “hastío es lo que genera escucharlo. Podrá prometer el paraíso en su ‘Cuenta Regresiva’ pero sabemos que es una ilusión; no cumple y se apropia de proyectos ajenos, ya es costumbre”. Incluso, la parlamentaria sentenció que “la Cuenta Pública que el pueblo merece es la de Sebastián Piñera ante la Justicia”.

A su vez, el senador Jaime Quintana (PS) indicó que “la nueva Constitución no la impulsó un Presidente que siempre se opuso a ella, tampoco un Congreso que orgullosamente pusimos a disposición”.

“La nueva Constitución es el triunfo de una ciudadanía que se levantó cuando este Gobierno hacía todo para perpetuar la herencia neoliberal”, añadió en sus redes sociales.

Mientras que el senador independiente y ex candidato presidencial, Alejandro Guillier, enfatizó que “Piñera es parte del pasado. Habló de otro país. En lugar de anunciar ayudas concretas a las familias y pymes, vuelve una y otra vez a titulares y lugares comunes”.

“Por el bien de Chile no dejaremos que insista con las propuestas que derrumbaron a su Gobierno”, cerró Guillier sobre las palabras de Sebastián Piñera.

“Piñera es muy patudo”

El diputado Daniel Núñez (PC) indicó por otro lado que “por más que Piñera trate de arroparse con un discurso de estadista y haga repasos históricos, su único legado será el haber sido el responsable de las violaciones de los DD.HH y de negar a la gente ayudas de verdad para enfrentar la crisis social de la pandemia”.

“Piñera es muy patudo”, agregó el parlamentario. “Su popularidad y la votación hacia su sector está en el suelo, pero se atreve a pautear a la Convención Constitucional. Sólo le importa defender el derecho a la propiedad, el viejo orden constitucional. Le recuerdo que la convención tiene hoja en blanco”, expresó.

Lo mejor de esta Cuenta Pública es que es la última Cuenta Pública de un gobierno que no ha dado respuesta ante la crisis económica detenida de la crisis sanitaria, y aparece hoy día con ofertas de último minuto, que la verdad es que son poco creíbles para la ciudadanía”, indicó por su lado la diputada independiente Natalia Castillo.

“Por ejemplo el compromiso hacia el matrimonio igualitario, que es un proyecto que lleva muchos años acá en el Congreso, un proyecto que fue impulsado por la Presidenta Michelle Bachelet y que ha sido torpedeado por su sector”, agregó.

En ese sentido, la parlamentaria indicó que “más allá de decir ‘nos comprometemos a ponerle urgencia’, el compromiso que se necesita del gobierno es que sus parlamentarios y parlamentarias voten a favor del matrimonio igualitario. Si no, solamente va a quedar como un anuncio grandilocuente que no se va a concretar”.

Para el senador Juan Ignacio Latorre (RD) “los legados del gobierno de Piñera, después de escuchar su última Cuenta Pública, tienen que ver con la defensa irrestricta al modelo neoliberal. Con Piñera el modelo no se toca. Los súper ricos incrementan su riqueza, mientras la mayoría del pueblo de Chile se empobrece. La gestión sanitaria ha sido irresponsable, poniendo la economía por sobre el cuidado de la salud y la protección social de la familia”.

“Las y los trabajadores están pagando el costo de la crisis. La gestión de la pandemia puso a la economía por sobre el cuidado de la salud y la protección social de las familias y la población. El gobierno llega tarde y mal”, sentenció el parlamentario.

Según Latorre, “en la más grave crisis a las violaciones de los derechos humanos cometidas en democracia, Chile está más cerca de la impunidad que de la verdad y la justicia. No hay una reparación integral a las víctimas de violaciones a los derechos humanos, y no hay garantías de no repetición de estas violaciones a los DD.HH.”

“En pleno contexto de crisis ecológica y climática, el gobierno de Piñera desestimó el Acuerdo de Escazú. Estos son, creo yo, algunos de los legados más importantes del gobierno de Piñera, y que bueno que sea la última Cuenta Pública”, cerró.

      Fuente El Desconcierto

- PUBLICIDAD -