Escuche este artículo

En tanto y según un informe elaborado por la empresa de selección y reclutamiento Michael Page, un 38% señaló sentirse “inseguros” o “muy “inseguros” de comunicar problemas de salud mental al departamento de Recursos Humanos en la empresa donde trabajan.

Santiago, 24 de agosto del 2021-. Sin duda la salud mental de los trabajadores ha sido una fuente de preocupación durante el último tiempo para las empresas, debido a los grandes efectos que ha causado la pandemia a nivel mundial. Un tema que a estas alturas ya debiese estar presente en el accionar de todas o la mayoría de las compañías.

 Sin embargo, aún vemos un importante número de trabajadores que sufren de problemas de salud mental a causa del trabajo, pero no precisamente porque la organización no quiera hacer nada al respecto, sino más bien porque aún existe una gran cantidad de trabajadores que no comunican su situación mental, debido a la poca confianza que les genera tratar este tipo de temas con instancia como Recursos Humanos.

Así quedó reflejado en el estudio “Pulso Salud Mental Latam” elaborado por la empresa de selección y reclutamiento Michael Page, donde se pudo observar que un 38% de los trabajadores chilenos se sienten “inseguros” o “muy inseguros” de  hablar sobre su salud mental con el área de Recursos Humanos de su empresa.

Por otro lado, un 34% señaló sentirse “seguro” o “muy seguro” de poder recurrir a este tipo de instancia al interior de su organización. Mientras que un 28% se mostró neutral o indiferente ante esta situación.

“Notamos que en Chile y en los países de latinoamérica en general, aún existe un grado importante de inseguridad a la hora de hablar sobre la salud mental en sus empresas, sobre todo con el área de Recursos Humanos. Y esto se da básicamente por el temor de los trabajadores a ser juzgados; a ser incomprendidos; e incluso a ser desvinculados de la organización, en un contexto donde la economía y el mercado laboral en muchos lugares, aún poseen un alto grado de incertidumbre”, señaló Alejandra Cruzat, Executive Manager de Michael Page.

El informe además, reveló que a nivel latinoamericano Chile se encuentra en penúltimo lugar, solo por sobre Argentina (32%), respecto a la poca seguridad o libertad de hablar sobre su salud mental con Recursos Humanos. En primer lugar se encuentra Perú con un 48% de profesionales que se sienten “seguros” o “muy seguros”, mientras que en segundo lugar se encuentra Brasil, con un 47% de profesionales brasileños que se sienten libres de poder conversar sobre su condición mental con el área de RRHH. Y en tercer lugar se encuentra Colombia, con un 43% de libertad por parte de sus trabajadores.

“En el caso de Chile, creo que esta situación se podría deber a dos factores. La primera es la personalidad del chileno, que tiende a ser más retraído a la hora de exponer su asuntos personales, por el “qué dirán”,  y en cambio prefiere seguir adelante y “no molestar”. Y por otro lado, está la desconfianza generalizada que hay en torno de las organizaciones, respecto a la real protección y resguardo hacia sus trabajadores respecto a este tipo de temáticas”, comentó la ejecutiva de Michael Page.

Mayor seguridad con los jefes y compañeros de trabajo

A pesar de las restricciones de los profesionales chilenos, respecto a sentirse libres de tratar temas de su salud mental con Recursos Humanos, estos se mostraron más seguros cuando se les consultó por sus gerentes y compañeros de trabajo.

En el caso de los gerentes o jefes, un 43% señaló sentirse “seguro” o “muy seguro” a la hora de hablar de temas de salud mental con ellos, por sobre un 34% que manifestó sentirse ”inseguros” o”muy inseguros”. Mientras que un 23% se mostró neutral frente a la pregunta.

En cuanto al sentir de los profesionales chilenos respecto a sus compañeros de trabajo, el informe señaló que los trabajadores de nuestro país se sienten en un 50% “seguros” o “muy seguros” de poder conversar sobre su salud mental con los colegas. Mientas que un 22% señaló sentirse “inseguro” o “muy inseguro”, en tanto que un 29% se mostró neutral.