Escuche este artículo

Esta semana comenzaron las primeras audiencias y seminarios en la Comisión de Minería del Senado previos a la votación del segundo tramite constitucional del Boletin N° 12093-08, que plantea la creación del proyecto que establece en favor del Estado una compensación, denominado royalty minero, por la explotación de la minería del cobre y del litio.

Un proyecto, que según indicaba el mismo en septiembre de 2018, equivaldría al 3% del valor nominal de los minerales extraídos y estaría destinado para las comunas del país donde se ubican las faenas mineras.

El objetivo de los parlamentarios es escuchar una serie de actores y formarse así una opinión antes de votar la idea de legislar.

De esta forma, durante el mediodía del miércoles se llevó a cabo la primera audiencia que contó con representantes de agrupaciones municipales y del sector mienro.

Uno de los primeros en exponer dentro de la comisión fue Omar Norambuena, presidente de la Asociación de Municipalidades del Norte (Amunochi), quienes alberga a 23 municipios que van desde la primera hasta la cuarta región.

En su exposición, que por temas de protocolo debía durar un máximo de diez minutos, remarcó la necesidad de que se beneficie en forma proporcional a los municipios y que estos beneficios puedan ser usados para paliar los gastos derivados por la crisis sanitaria.

Además, también solicitó que estos apuntaran directamente a las comunas donde se desarrolla la gran minería, traduciéndose en mayores oportunidades laborales por parte de las mineras, que según denuncian, no suelen contratar mano de obra local.

“Este proyecto debe permitir que los recursos del royalty pueden quedar en manos de los municipios mineros de libre disposición. Sabemos que muchos podrían usarlos para solventar las diversas necesidades que he hecho ver la crisis sanitaria. Creemos que este aporte siempre debe ser proporcional”, dijo.

Una vez finalizado Norambuena, vino el turno de Miguel Moreno, secretario ejecutivo de la Asociación Chilena de Municipalidades, quien se refirió al enorme precedente que significaría para las comunidades mineras un Royalty Minero de esta índole.

“La actual ley sobre el impuesto especifico se halla vigente desde el 2010. Esta ley no define un uso especifico distinto del erario nacional, por lo tanto, no existe transferencia directa hacia regiones o comunas mineras donde se extrae el mineral”, detalló.

“El Impuesto Específico a la Minería no genera transferencia directa a regiones. Las comunas mineras, y no las mineras, son las que sufren los impactos de esta actividad, hablamos de daño ambiental, urbano y comunicacional. No se contrata mano de obra local, así que tampoco recibimos apoyo por ese lado”, acotó.

De este modo, Moreno recalcó lo necesario que resulta legislar no solo por mayores recursos, sino que también para zanjar los conflictos y brechas que han derivados dentro del propio rubro minero hacia las comunidades.

“Son las comunas mineras quienes sufren el impacto de la explotación de los impactos mineras y solo reciben como pago un daño ambiental”, afirmó.

En la misma línea opinó John Patrick McNab, director de la Corporación para el Desarrollo de la Región de Atacama (Corproa), que integra a 92 empresas e instituciones de la educación superior.

Señaló que hay cinco aspectos claves que necesita el Royalty Minero que van desde una compensación diferenciada por el tamaño y tipo de mineral de la minera hasta la aplicación de un mecanismo de control que asegure que los aportes irán a las comunidades.

«Nos parece que no es de justicia que el tributo que se estudia grave de la misma manera a procesos mineros tradicionales y a aquellos que contribuyen al medio ambiente (…) Además creemos que debe incluirse un mecanismo de control para medir si efectivamente los recursos que se plantean lleguen a los localidades que lo requieren”, dijo.

Sin embargo, pese a reconocer lo necesario del proyecto, McNab advierte que este será un mal proyecto si no se aborda la minería como un mercado que varía constantemente

«Un royalty minero debe compatibilizar el objetivo recaudatorio con la sustentabilidad de las inversiones mineras sino se afectará negativamente la producción, empleo e ingreso de las miles de familias que trabajan en ese sector» indicó McNab.

El proyecto desde la mirada de la minería

Dentro de los actores invitados a la comisión de minería, también se encontraban algunos exmiembros y administradores de faenas mineras, quienes llamaron a mirar con cuidado la fórmula de cálculo del royalty.

Así fue el caso del Ex gerente general de la división Radomiro Tomic y fundador de Voces Mineras, Juan Ignacio Medel.  Dentro de su análisis, destacó que la base de cálculo se realice sobre el precio en vez de los beneficios operacionales.

«Estimo que este proyecto ley tiene fundamentos sólidos para su tramitación y conversión en una ley permanente en la república, porque el estado debe resarcirse del uso, explotación y beneficio de recursos minerales que le pertenecen  a todos los chilenos» dijo.

Sin embargo, se mostró preocupado sobre el mecanismo que plantea captar la mayor porción posible de renta minera cuando se presenta mayores ciclos crecientes de precios del cobre.

”Eso es lo que dice en la teoría, sin embargo, reitero que se presentan casos en las empresas mineras donde no es posible captar toda la renta minera, puesto que una carga desmesurada afecta no solo a empresas con costos operacionales mayores, sino que también implica una carga tributaria global que podría restar competitividad a nuestras inversiones en minería respecto a los otros países» advirtió.

Pese a ello, no todos criticaron el proyecto.  Así fue el caso del Ex presidente ejecutivo de Codelco, Marcos Lima, quien hizo un mea culpa y se lamentó de no acercarse a las comunidades como mineras cuando llegó a dirigir la compañía estatal, provocando este abandono que hizo necesario el proyecto en un primer lugar.

Planteó que “para poder despegar nuevamente, se necesita activar toda la cadena de valor minero.

Al mismo tiempo, valoró el potencial que el proyecto del royalty podría tener con la economía verde, usando los recursos para el combate del cambio climático. «Fíjense que hay una frase que dice que las venas y arterias de la economía verde corren con cobre. Entonces, hacia los próximos 20 años tenemos una tremenda oportunidad para frenar el cambio climático».

Por su parte,  el ex gerente de la división Radomiro Tomic, Juan Ignacio Medel, planteó “que el Estado debe resarcirse del uso de los recursos mineros. La compensación a establecer debe ser de una cuantía tal que el resultado no afecte la competitividad minera nacional. La carga tributaria global debe ser similar a otros países mineros”.

Las discusiones sobre el royalty continuarán este viernes con un seminario denominado “Ley de Royalty Minero”, el que será transmitido por TvSenado, vía streaming y a través de las redes sociales, y que tiene entre sus invitados confirmados al ex presidente de la República, Ricardo Lagos, Así como al coordinador general del Foro para un Desarrollo Justo y Sostenible, Álvaro Díaz; el profesor de la Universidad Católica, Juan Ignacio Guzmán; el profesor de Universidad de Cambrigde y la Universidad de Santiago, Gabriel Palma; el presidente de la Comunidad Licanantay, Manuel Salvatierra; y la consejera territorial ADI JIWASA ORAJE de la Región de Tarapacá, Catalina Cortéz.

Asimismo, se realizará otro seminario el viernes 2 de julio para abordar la minería en una perspectiva ecosistémica.

Según indicó la presidenta de la Comisión de Minería, Yasna Provoste, se espera que la votación del proyecto en general pueda realziarse el próximo 14 de julio 14 de Julio.