Escuche este artículo

A través de la firma de un convenio de colaboración, entre el Servicio Local de Educación Pública (SLEP) de Atacama y el edil subrogante, se establecieron compromisos de apoyo y trabajo mutuo.

 

Con el objetivo de potenciar y mejorar la comunicación, reaccionar con mayor celeridad ante problemas, establecer canales de apoyo estratégicos para mejorar la calidad de la educación pública, aumentar la coordinación y reforzar el trabajo unitario de manera transparente con mucho sentido de probidad, el SLEP de Atacama y la Ilustre Municipalidad de Caldera, sellaron estos y otros compromisos, a través de la firma de un convenio de colaboración entre las partes.

 

El director ejecutivo del SLEP Atacama, Carlos Pérez Estay, llegó hasta las dependencias de la biblioteca pública de la comuna puerto, donde lo esperaba el alcalde subrrogante de la Ilustre Municipalidad de Caldera, Felipe Fuentes Zumarán, para firmar el documento. En la oportunidad, ambos aprovecharon para dialogar y proyectar actividades durante los próximos días.

 

En este marco, Fuentes Zumarán, declaró que “a nombre de nuestra alcaldesa Brunilda González, para nosotros y nosotras como municipio este es un convenio muy importante, ya que viene a resaltar la labor que hemos realizado de manera conjunta con el SLEP Atacama. Además, viene a refrendar una operatividad más pronta en la resolución de los problemas que puedan tener los establecimientos. Esto en definitiva va ayudar, tanto a la comunidad educativa, como también al mejoramiento de los establecimientos educacionales”.

 

Por su parte, el director ejecutivo del SLEP Atacama, Carlos Pérez Estay, declaró que “estamos muy contentos y contentas de lograr este avance que, por cierto, desde todo punto de vista, no hace más que reafirmar nuestro compromiso con la educación pública, particularmente en la comuna de Caldera. Quiero agradecer públicamente a la alcaldesa Brunilda González porque desde el primer momento nos ha dicho que uno de los temas más importante es mejorar la educación de nuestros niños, niñas, adolescentes, jóvenes y adultos. Hoy estamos confirmando las voluntades y sellando nuestros compromisos. Es un paso importante porque proyecta el trabajo en equipo que realizamos durante los próximos años, en materia de salud, en materia de emergencias, por nombrar algunos ejemplos”.  

 

El convenio de cooperación mutua se regulará bajo los siguientes principios: coordinación, probidad administrativa, eficiencia y eficacia, interés general, colaboración y trabajo en red.

 

Otros puntos importantes en el documento son el uso de inmuebles del SLEP Atacama, ayuda y cooperación mutua en situación de catástrofes naturales, por nombrar sólo algunos ejemplos.

 

Ambas instituciones requerían generar un marco regulatorio común para una mejor coordinación y ayuda mutua. Por esta razón, en el convenio, se dejan consignadas materias y programas que dentro de sus directrices de trabajo requieren de acciones de apoyo interinstitucional, entre ellas, por ejemplo, el uso de las dependencias de los establecimientos educacionales para actividades propias de la municipalidad; coordinación en situaciones de catástrofe naturales y que requieren una rápida acción entre ambas instituciones, así como la materialización de convenios específicos entre ambos organismos, por cierto, para abordar asuntos de interés común, con el fin de prestar apoyo, coordinación y ayuda mutua en los planes, programas e iniciativas entre ambas instituciones, entre ellas; temáticas de salud, transporte de las comunidades educativas hacia aquellos establecimientos educacionales de difícil acceso para el transporte público, coordinación del apoyo en la seguridad de establecimientos educacionales, apoyo en contingencias específicas respecto de determinadas reparaciones de obras menores que deriven en urgencias, que se puedan suscitar por imprevistos (tales como roturas de cañerías, caída de árbol, fugas de gas, por nombrar algunos), todo para el cumplimiento de las finalidades de cada organismo.