Escuche este artículo

La especie, en peligro crítico de extinción, había sido declarada extinta en la Región de Atacama hasta que se detectó su presencia en la zona del Sitio Ramsar Complejo Lacustre Laguna del Negro Francisco-Laguna Santa Rosa y Parque Nacional Nevado de Tres Cruces.

Guardaparques de la Corporación Nacional Forestal (CONAF) Región de Atacama lograron identificar que el sitio Ramsar Complejo Lacustre Laguna del Negro Francisco-Laguna Santa Rosa, inserto en el Parque Nacional Nevado de Tres Cruces, es el mayor sitio con registro de la especie chinchilla altiplánica o de cola corta (Chinchilla chinchilla), la cual también está en peligro crítico de extinción.

El hallazgo y comprobación se pudo realizar gracias a la instalación de cámaras trampas, pese a que ya existían evidencias y registros aislados desde el 2011, en el año 2015 en el marco del proyecto Monitoreo de Prospección a largo plazo del gato andino, a través de equipos facilitados por la Alianza Gato Andino.

De acuerdo a lo señalado por el director de CONAF Región de Atacama, Héctor Soto, si bien hasta el momento no “se ha logrado el registro del gato andino en la zona, el trabajo nos ha permitido confirmar la presencia estable de chinchilla altiplánica, además de otras especies silvestres como pumas, zorros, vicuña austral, guanaco del norte, además liebre europea, especie exótica invasora”.

A partir de los registros obtenidos hasta la fecha los guardaparques aseveran la especie tiene una actividad nocturna entre las 21:00 y 06:00 horas, con una temperatura entre los -5°C y 4°C, entre los 3.800 y 4500 metros de altitud.

Desde CONAF destacan que dicha labor de monitoreo abarcó también el corredor biológico Bofedal Ciénaga Redonda- Vegas de Astaburuaga, también inserto en el sitio Ramsar, quedando en evidencia que esta zona es el sitio más importante, en su conjunto, para la especie en la Región de Atacama y a nivel nacional.

Por lo mismo y como este corredor biogeográfico no está inserto en el Parque Nacional Nevado Tres Cruces, CONAF elaboró una propuesta para incorporarlo dentro del parque nacional y así asegurar la conservación de esta especie que, en el año 1993, luego de su caza indiscriminada por la industria peletera, fue declarada extinta en la Región de Atacama.

Además, conjuntamente fue elaborado el Plan de Recuperación, Conservación y Gestión de la Chinchilla altiplánica, el cual ya cuenta con la toma de razón por parte de Contraloría General de la República.