Escuche este artículo
Un grupo de padres y apoderados del  colegio “Mireya Zuleta” del puerto de Huasco, se tomaron la ruta de acceso a dicha localidad, quienes  reclamaron la falta de servicios, denunciando cortes de agua, poca higiene que presenta el establecimiento, además de falta de sombras entre otras graves falencias, ante lo cual en horas de la tarde se llegó a un acuerdo con el Servicio Local de Educación Pública, que actúa como sostenedor del recinto, entidad que se comprometió a realizar las mejoras en beneficio de los alumnos.
Desde tempranas horas, cerca de 80 apoderados marcharon  y cortaron el tránsito en la comuna, denunciando públicamente los hechos que les afectan desde el mes de noviembre y que aún no tiene solución. Los apoderados denunciaron y reclamaron la falta de compromiso del  Servicio Local de Educación Pública de Huasco.
De hecho alumnos del liceo Japón se sumaron a dichas demandas y adhirieron a dicha movilización debido a supuestas malas condiciones en este establecimiento, la toma de la ruta se mantuvo hasta cerca del mediodía, tras ello, los apoderados liberaron el libre acceso a la ciudad que se había mantenido bloqueado y se recuperó el tránsito en ambos sentidos de la vía.
Posteriormente a estos hechos, se realizó una reunión donde participaron autoridades del SLEP Huasco, comandados por la Directora Ingrid Lobos Insunza; y representantes de los apoderados, funcionarios y equipo directivo del establecimiento educacional.
ACUERDO
Tras esta reunión, la Directora del Servicio Local de Educación Pública de Huasco, Ingrid Lobos, señaló que: “Luego de escuchadas ambas partes, se firmó un acuerdo con fechas de cumplimiento de las diferentes acciones a realizar por parte del SLEP Huasco, quienes nos comprometemos a realizar varias mejoras”.
Se estableció que dentro de los acuerdos fijados en esta reunión, el SLEP de Huasco se comprometió a instalar sombras en cada sala en un plazo de 20 días; revisar el flujo de agua e instalar otro estanque; entrega de útiles de aseo y bidones de agua para el miércoles 20; además de entregar dos ventiladores por sala hasta un plazo máximo el 9 de abril.
Lobos aseguró además que se procederá a otra modalidad de clases mientras se realizan trabajos de instalación de sombra en el establecimiento educacional, en un plazo máximo de 20 días, donde los alumnos y profesores, tendrán una jornada escolar de 08:00 a 11:30 horas.