Escucha el texto aquí

Ocho agricultores familiares de INDAP en Atacama ya están utilizando el Sello Originario de INDAP, que los identifica como cultores de tradiciones y saberes en la producción de alimentos sanos y locales en la región. 

Se trata de visibilizar los atributos y características por los cuales un alimento no sólo es considerado inocuo para la población, sino además es un producto que ha sido elaborado por generaciones en cada territorio, localidad o región, y que, por tanto, es representativo de la identidad e historia en cada comunidad. Es así como en Atacama productores de nueces, miel, trigo, aceite de oliva y otros frutos están usando esta certificación, aumentando con ello las posibilidades de comercializar sus productos en mercados formales, como por ejemplo en supermercados. 

Es el caso de Katherine Aróstica la localidad de Las Marquesas en Alto del Carmen. Esta pequeña productora diaguita valoró las características que tiene el sello como forma de cultivar saberes culinarios y tradiciones del valle para que se vayan difundiendo masivamente. “Es una forma de mostrar que lo que producimos y hacemos tiene un valor ancestral para nuestras comunidades, pero también un valor de tipo alimentario. Agradezco a INDAP por la oportunidad de visibilizar nuestros productos a través de este sello”, destaca esta agricultora familiar quien se dedica a la producción de trigo, frutos secos y fabricación de harina tostada en Atacama. 

El sello originario de INDAP actúa como un identificador en las distintas marcas y productos asociados al programa y considera la posibilidad de comercializarlos en cadenas de supermercados Cencosud, Walmart y SMU, supermercados regionales y tiendas especializadas, además de la red de Mercados Campesinos de INDAP en todo Chile. 

 

Para aquellas usuarias y usuarios de INDAP que deseen contar con esta certificación, las postulaciones al sello originario se realizan en cada agencia de área en cualquier época del año, y se evalúan a través comités integrados por profesionales de las Agencias de Área, de la Unidad de Fomento Regional, además de agricultores/as integrantes de los consejos asesores provinciales de INDAP, CADA.