Si deseas escuchar la noticia, haz click AQUÍ

La Asociación Chilena de Seguridad (ACHS) entrega consejos para convivir con las altas temperaturas que se han experimentado en el país durante este verano.

Un caluroso verano se ha vivido este año en Chile, e incluso peligrosas olas de calor han afectado la zona central, poniendo en riesgo a las personas y sobre todo a quienes trabajan expuestos al sol. Por lo mismo la Asociación Chilena de Seguridad (ACHS) entrega una serie de recomendaciones para protegerse en los días en que los termómetros no dan tregua.

El Especialista Senior en Seguridad de la ACHS, Claudio Segura, explica que “actualmente estamos experimentando un alza sostenida en las temperaturas año tras año, lo que nos dificulta realizar algunas actividades cotidianas y si agregamos adicionalmente el uso de la mascarilla que se mantiene presente en nuestras vidas —y seguirá siéndolo mientras se mantenga la pandemia—, entonces debemos considerar una serie de medidas”.

En ese sentido, el experto entrega las siguientes recomendaciones:

1.- Usa ropa ligera, holgada, de tejidos transpirables; opta por telas naturales como algodón, seda o lino; en cuanto al calzado debe ser cómodo, que deje «respirar» los pies; protege la cabeza con sombrero de ala ancha o tipo jockey e incorpora lentes para el sol con protección UV. Si estás en el exterior privilegia usar ropa de color claro para que se refleje la radiación.

2.- Hidrátate, bebe agua a menudo, aunque no sientas sed, al menos cada 2 horas

3.- Ingiere alimentos ligeros, balanceados y ricos en antioxidante como ensaladas y frutas, ya que contribuyen también a la hidratación del cuerpo

4.- Utiliza protector solar en las zonas expuestas con un SPF superior a 30 y repite la aplicación cada 2 a 3 horas, dependiendo de la zona en que estés

5.- Evitar realizar actividad física al aire libre en las horas de mayor temperatura

6.- Intenta ubicarte a la sombra para evitar la exposición directa al sol principalmente en los horarios de 11 a 17 hrs.

Hay que recordar también que el sol nos puede afectar al lesionar la piel, ya que la radiación UV puede provocar quemaduras, envejecimiento prematuro, incluso daño directo al ADN que se presenta como cáncer a la piel, además puede llegar a producir cataratas.

La invitación es a promover estas medidas retroalimentando a la familia, amigos o a otros. Si tienes hijos pequeños, sé un ejemplo poniéndolas en práctica y enseñándoles los beneficios de cuidarse.

Algunas siglas importantes que debe conocer y considerar a la hora de adquirir ropa o protector solar son:

UPF significa “Factor de Protección Ultravioleta” e indica la cantidad de radiación UV del sol que es absorbida. Un tejido con una calificación de 50 permitirá atravesar solo 1/50 de los rayos UV del sol. Esto significa que la tela reduce la exposición a radiación UV de la piel de manera significativa, ya que sólo el 2 por ciento de los rayos UV conseguirá pasar hasta la piel.

SPF significa “Factor de Protección Solar” y es la clasificación que utilizan los protectores solares y otros productos de protección solar. Se mide la cantidad de tiempo que tarda la piel expuesta al sol en enrojecer.

¿Qué es el índice UV y para que nos sirve?

El índice UV es una medida de la intensidad de la radiación UV proveniente del sol al nivel de la superficie terrestre. Sirve para orientarnos a la hora de evitar sobreexposiciones al Sol y posibles lesiones en la piel.

Deja tu comentario sobre este artículo, recordar que es de total responsabilidad de quien los emite: