Escuche este artículo

Uno de los sectores de la economía que tenía mayor crecimiento a nivel mundial antes de la pandemia era el de logística y transporte. Esto se evidenciaba en que las grandes compras y adquisiciones de empresas ya no se realizaban solo en el sector tecnológico, sino que incluían a empresas o emprendimientos de transporte y logística.

En una economía globalizada donde los focos de producción tienden a concentrarse, es fácil ver cómo es necesario contar con sistemas y redes de distribución eficientes. El comercio electrónico se fundamenta en la posibilidad de una logística de entrega eficiente, pudiendo representar el éxito o fracaso de una empresa el contar con una estructura adecuada de delivery o de entrega.

También la industria de la manufactura necesita de una logística y transporte que le permitan abaratar costos, siendo la inclusión de la tecnología la forma de mejorar este renglón de la economía para hacerlo más competitivo.

Este escenario ha crecido exponencialmente con la pandemia, que ha obligado a cambios acelerados en el mercado para adaptarse a nuevas realidades en el mundo entero.

Uno de los principales cambios ha sido la externalización de costos o estructuras, por lo que ya un comerciante no necesita una plataforma propia de reparto para poder hacer entregas a domicilio. Existen muchas aplicaciones en el mercado que desarrollan toda la infraestructura y la ponen al alcance de los comercios sin importar su tamaño o ramo.

Chile no es la excepción: se estima que este año se alcancen los 4,1 millones de usuarios tan solo en el sector de entrega a domicilio de alimentos, casi el número de habitantes de la capital y ciudad mayor poblada, Santiago. Esto representa un crecimiento anual del 11,2%, que es la proyección estimada para finales de 2021.

Podemos ver en estas cifras cómo el sector de entrega de comida a domicilio se destaca por su crecimiento, especialmente durante estos dos últimos años. Hoy día, este sector abarca todo tipo de restaurantes y no solo comida rápida como antaño. Cualquier consumidor puede encontrar desde pequeños restaurantes independientes hasta cadenas como Da Cesare Paolo, grandes restaurantes de lujo o también cadenas internacionales de comida rápida. De igual modo, otra área que ha crecido paralelamente es la de la entrega a domicilio de planes alimenticios semanales o mensuales, para quienes quieren cuidar su salud y seguir estrictamente una dieta de un modo más sencillo. Queda claro que este sector seguirá en crecimiento en la medida en que los empresarios, grandes y pequeños, continúen innovando para ofrecer una mayor calidad y variedad a sus clientes, que cada vez exigen mayores estándares de servicio.