Escuche este artículo
Las obras son ejecutadas por el contratista, Fernando González Román, y  se considera un plazo de ejecución de 90 días con  inversión es netamente municipal de $12 millones.
La restauración del emblemático monumento se enmarca en el plan de trabajo que el municipio lleva adelante en materia del mejoramiento de los espacios públicos y sobre todo en el patrimonio histórico de la comuna de Vallenar, iniciativa impulsada por el Alcalde Cristian Tapia Ramos y respaldada por la totalidad de los miembros del concejo municipal.
Estos trabajos consideran la restauración de la escultura y su base, recuperando su presentación estética y su materialidad.
El jefe comunal indicó que estos trabajos corresponden a un compromiso con la comunidad de poder restaurar nuestra vendimia, la vendimia es un símbolo para nosotros, tiene un tremendo patrimonio diseñada por José Carocca Laflor por allá por los años mil novecientos treinta y que tiene linda historia y Vallenar se caracteriza por esta vendimia y la verdad que ya por muchos años estaba bastante deteriorada y el día de hoy  la estamos entregando para que don Fernando González escultor pueda reparar definitivamente esta vendimia.
La autoridad acotó que estos se trabajos corresponden a una trilogía que el municipio tienen entre el Centro Cultural, el Museo provincial del Huasco y la vendimia entorno a la cultura, en torno al arte y en general al patrimonio de nuestra comunal de Vallenar.
Cabe destacar que la vendimia se encuentra ubicada en el bandejón central de la avenida Brasil.
EL MONUMENTO:
En 1930, José Carocca Laflor le regalaba a Vallenar su escultura más famosa, se instaló en la Plaza de Armas. Para el autor la escultura representaba a todo el valle del Huasco, su gente, su clima, su río, sus olores, la mujer que generosamente parió y sigue pariendo la vida en estos desiertos mágicos; fue su forma de devolver a su terruño el amor que le inspiró desde pequeño, desde esos días de su infancia, cuando se iba a las orillas del río Huasco, a dibujar bocetos, a colorear las imágenes que habitaban en su mente y que sus dedos prodigiosos lograban plasmar como un fotógrafo con pinceles.
En 1934 La Vendimia fue retirada de la plaza, diez años más tarde, y fruto de la presión de algunos vecinos, fue sacada de las bodegas municipales siendo ubicada en la Avenida Brasil hasta estos días.
Según el cronograma de trabajo la restauración de este importante patrimonio cultural de Vallenar, debería estar terminada y entregada nuevamente a la comunidad en el mes de septiembre próximo.