Si deseas escuchar la noticia, haz click AQUÍ
Durante los últimos días, el Ministerio de Medio Ambiente oficializó el reconocimiento de tres nuevos humedales que serán protegidos. Estos son la Desembocadura del Río Lluta, el Humedal Desembocadura Río Copiapó y el Santuario de la Naturaleza Llancahue, lo que en conjunto suman más de 500 nuevas hectáreas protegidas.

Humedal Urbano de la Desembocadura del Río Lluta

Durante el pasado viernes, se dio a conocer la noticia de que este humedal, ícono de la biodiversidad en la región de Arica y Parinacotaya es oficialmente reconocido como un humedal urbano. La iniciativa busca asegurar la protección de estos lugares que se encuentren total o parcialmente dentro del rango urbano. Además, esto conlleva la protección de 481.9 hectáreas. “Estamos muy felices de poder anunciar la protección de casi 482 hectáreas en el la desembocadura del Río Lluta. Sabemos que la comunidad hace años que está preocupada por el bienestar de este ecosistema y sus más de 170 especies que aquí se han avistado; algunas de ellas en peligro de extinción, como la Golondrina de Mar Negra”, declaró el secretario del Ministerio del Medio Ambiente.

Humedal Desembocadura Río Copiapó

Este humedal está ubicado en la Región de Atacama y posee una superficie aproximada de 115,2 hectáreas. Además, es parte del Plan Nacional de Protección de Humedales 2018 -2022. En esta zona se registran 119 especies de aves, de las cuales dos son endémicas. Junto con lo anterior, en cuanto a flora, en este lugar se han identificado 54 especies nativas, de las cuales 16 son endémicas. Carlos Olivares, el Seremi del Medioambiente, detalló que “el humedal de la desembocadura del Río Copiapó junto a las lagunas y salinas costeras, corresponde a un sistema único en una matriz desértica. En el área propuesta existen dos tipos de cuerpos de aguas: los cauces con aguas circulantes que corresponde principalmente al río Copiapó y las lagunas costeras, ubicados al norte de la desembocadura”.

Santuario de la Naturaleza Llancahue

Este santuario es una de las últimas reservas de bosque valdiviano antiguo. Posee una superficie de 1277 hectáreas y en cuanto a la fauna más interesante que habita esta zona, podemos destacar al carpintero negro, puma, pudú, guiña, monito del monte, ranita de Darwin, rana verde de Mehuín entre otros anfibios endémicos. Además, este lugar se destaca por sus características boscosas. Alberto Tacón, el Seremi de la cartera ambiental, declaró que “es un día muy importante porque hoy entra en vigencia una herramienta de protección efectiva y oficial, para un espacio natural de gran importancia para la región y para la comuna de Valdivia. Vamos a proteger la principal fuente de agua para la ciudad y además una reserva de bosque antiguo que se ha mantenido en muy buen estado de conservación”.  
Deja tu comentario sobre este artículo, recordar que es de total responsabilidad de quien los emite: