Escuche este artículo

Con el propósito de aportar al bienestar del entorno, las personas y las áreas protegidas se realizó una limpieza masiva en la localidad de Carrizalillo y la costa de Chañaral de Aceituno en la comuna de Freirina, gracias a la cual se logró recolectar una tonelada de basura.

En esta iniciativa participaron los propios vecinos, operadores turísticos del lugar, guardaparques de CONAF, entre otros, quienes durante cuatro días estuvieron realizando trabajos de recolección en lo que se llamó el primer encuentro “Océano de Bienestar”. Esta actividad fue el inicio del  Programa de Fortalecimiento del Ecoturismo y Manejo de Residuos, impulsado por Parque Eólico Sarco y Fundación Áreas Protegidas, que mediante diversas actividades virtuales y presenciales busca socializar activamente una cultura de cuidado y preservación del entorno mediante el adecuado manejo de residuos y turismo sostenible en las comunidades de Carrizalillo y Chañaral de Aceituno.

“Este plan tiene como objetivo principal fortalecer las acciones orientadas en la gestión del ecoturismo y el manejo de residuos. Sabemos la importancia que esto tiene para las comunidades con las que trabajamos en estos sectores y que tiene directa concordancia con nuestros lineamientos de sustentabilidad como empresa”, señaló Simón López, Jefe de Relaciones Comunitarias de Parque Eólico Sarco.

Andrea Pizarro, residente de Caleta Chañaral de Aceituno, destacó la iniciativa y señaló que “es muy importante que como vecinos nos unamos para limpiar estos lugares y que este tipo de acciones se lleven a cabo. Tenemos que hacernos el tiempo cada día para apoyar en mejorar todo nuestro entorno y especialmente con el problema del plástico en nuestra Caleta”.

Este primer encuentro “Océano de Bienestar” contempló la limpieza de los alrededores del poblado de Carrizalillo y el sector de Playa Larga y caleta de Chañaral de Aceituno. Hasta acá llegó el alcalde de Freirina, César Orellana, quien valoró enormemente la iniciativa, destacando lo valioso de “generar conciencia sobre lo importante que es mantener este lugar limpio, no sólo por los turistas, sino por el propio cuidado de la Reserva Marina Isla Chañaral y Reserva Nacional Pingüino de Humboldt”.

Por su parte, Mariana Del Brutto, Presidenta de Fundación Áreas Protegidas, afirmó que la actividad fue un éxito por la convocatoria y destacó la implementación del plan de prevención debido al contexto de pandemia, pues se aplicaron medidas de seguridad en cada etapa del proceso. Además, señaló que “se logró alrededor de 300 kilos en dos horas. Fue impresionante”.

El encuentro finalizó con una actividad diseñada para los menores de Chañaral de Aceituno –  quienes en el 2020 fueron nombrados “Pequeños y Jóvenes Guardaparques” de la Reserva Marina Isla Chañaral por Fundación Áreas Protegidas y CONAF-, que consistió en una navegación especial para observar la naturaleza de la reserva marina, donde se les transmitió la importancia de su cuidado.

“Esta actividad es un componente clave de nuestra Fundación y que esperamos transmitir para que cada vez más niñas y niños se transformen en Pequeños y Jóvenes Guardaparques”, sentenció Juan Carlos Pacheco, Director Ejecutivo de Fundación Áreas Protegidas.