Escuche este artículo

I.- Alrededor del estallido social del Pueblo Chileno iniciado el día 18 de octubre 2019 y la insistente convocatoria de lucha alrededor del monumento del General Manuel Baquedano se ha ido conociendo y esclareciendo la figura del mencionado General, el lugar, se ha transformado en algo tan simbólico que hasta el presidente del Comité Wallmapu y Presidente de la República de Chile, Sebastian Piñera, se ha ido a tomar fotos en ese lugar. Es tan simbólico éste lugar que el Pueblo Chileno ha enarbolado la Bandera Mapuche, esperamos que esa acción sea consistente con el respeto y reconocimiento de nuestros derechos colectivos, considerando que la Bandera Mapuche es nuestro símbolo que constituyó el primer acto de Autodeterminación.

Así como el Pueblo Chileno le ha permitido conocer el pasado del General Manuel Baquedano, también el contexto y el momento invita a conocer las consecuencias de los actos coercitivos militares del General Baquedano en la denominada “Pacificación de la Araucania”, especialmente alrededor del crimen de lesa humanidad cometido en contra del Pueblo Mapuche que comúnmente se hace referencia con mucha simpleza y de parte de todos los gobiernos post “Pacificación de la Araucania”, simplemente se ha omitido esta responsabilidad institucional estatal, permaneciendo este hecho grave en la mas completa impunidad hasta el día hoy.

El General Manuel Baquedano y el General Cornelio Saavedra entre otros militares del ejercito Chileno con sus incursiones en nombre del Estado Chileno en el Wallmapuche se derivaron tres asuntos fundamentales y que constituyen las actuales tensiones y controversias entre el Estado Chileno y el Pueblo Mapuche, lo que comúnmente se le denomina conflicto Mapuche:

En Primer lugar el Crimen de Genocidio cometido en contra de los Mapuche los describen minuciosamente los propios informes militares de ese entonces, allí describen las matanzas sistemática del ejercito Chileno en el Wallmapu, en Huequén, Angol, Collipulli, Chiguayhue, Lumaco, Ercilla, Traiguen entre otros, especialmente en las instalaciones de los fuertes militares y que posteriormente se convirtieron en ciudades ahora conforman las 32 Comunas de la Araucania.

La Convención para la Prevención y Sanción del Crimen de Genocidio, define y califica jurídicamente qué es el Genocidio y este delito se puede cometer en tiempo de guerra como en tiempo de paz, el articulo II de la Convención: “Es un delito perpetrado con la intención de exterminar total o parcialmente a un grupo étnico, racial o religioso”. De esta definición jurídica de la Convención, resulta absolutamente aplicable a la situación Mapuche.

El segundo asunto, es la toma, confiscación y ocupación del territorio Mapuche y sus recursos. A partir de esta innegable situación el derecho internacional en la Declaración de Naciones Unidas sobre los Derechos de los Pueblos Indigenas establece en su artículo 28.- “las tierras y territorios que fueron tomados, confiscados y ocupados sin el Consentimiento Previo y libre de los Pueblos indígenas, deben restituirse, repararse o indemnizarse de manera justas y equitativa”;

En tercer lugar el daño cultural causado al Pueblo Mapuche en el ámbito tangible e Intangible.

A raíz de las tres cuestiones anteriores de carácter fundamental, el movimiento Mapuche que ha propiciado la promoción de los derechos colectivos, ha propuesto públicamente la instalación de una “Comisión de Esclarecimiento Histórico Mapuche”. Esta Comisión debe contar con un mandato claro en su función y en el tiempo y debe esclarecer los hechos, establecer un “estándar de la verdad con el Pueblo Mapuche”, reparar el daño causado y recomendar medidas reparatorias y establecer instituciones aceptable para una convivencia entre Mapuche y no Mapuche ( similar Comisión Valech)

Verdad, Justicia, Reparación y Conciliación son condiciones previas y elementales para una Paz Firme y Duradera desde el Rio Bio Bio al Sur. Pero no ese perdón vacío de la ex presidenta Michelle Bachelet con motivo al año nuevo Mapuche 23 junio 2017, alejado de un verdadero y sincero Perdón pero que los adherentes del gobierno aplaudieron junto a algunas personas Mapuche.

El General Manuel Baquedano y el General Cornelio Saavedra, en sus actuaciones militares como agentes del Estado Chileno en el Wallmapuche tienen varios asuntos en común, preferentemente en los conflictos de intereses patrimoniales territoriales. Ambos participaron del crimen de Genocidio en contra del Pueblo Mapuche y la otra similitud que ambos se auto-adjudicaron extensas cantidades de tierras, luego de sus acciones militares. Cornelio Saavedra se auto-otorgó una suma de cinco mil hectáreas de tierras entre la comuna de Mulchén y la ciudad de los Angeles y el General Manuel Baquedano se auto-adjudicó la misma extension de tierra alrededor de la ciudad de Los Angeles.

Cabe preguntarse: ¿Por qué se auto-adjudicaron tierras Mapuche estos Generales en ese lugar? Simplemente por dos razones fundamentales: ellos entendieron la importancia vital que la cultura Mapuche le atribuye a la tierra y la biodiversidad, ademas, éstos lugares son parte del territorio Mapuche culturalmente construido y es la causa de su defensa permanente hasta el día de hoy. En segundo, lugar, en éstos mismos espacios territoriales se celebraron la gran mayorías de los Parlamentos o Tratados tanto, aquellos celebrados con el sistema colonial hispano y el propio Estado de Chile. Por lo mismo la auto-adjudicación de esa tierras a favor de ambos Generales constituía la manera practica de borrar las evidencias simbólicas y territoriales y al mismo tiempo borrar la memoria colectiva de los Mapuche sobre esos importantes acuerdos, Parlamentos o Tratados.

Lo que nadie se pudo haber imaginado ni los propios Generales Militares que, a raíz de la diplomacia internacional Mapuche ante el sistema multilateral, los Parlamentos o Tratados Mapuche serian reconocidos por dos normas del derecho internacional y que los Mapuche hoy pueden recurrir a los órganos jurisdiccionales internacionales para hacer cumplir y respetar los Parlamentos o Tratados, referido a la soberanía territorial y la autodeterminación Mapuche.

II.- En conclusión, luego de conocer las actuaciones y la responsabilidad del General Manuel Baquedano en el crimen de Genocidio, ocupación del territorio y el daño cultural al Pueblo Mapuche y teniendo en cuenta que el Pueblo Chileno ha asumido la Bandera Mapuche, por tanto, quisiéramos conocer si a partir de estos hechos, el Pueblo Chileno y sus organizaciones están dispuestos a asumir un “Compromiso o Pacto Político” sobre la necesidad de abordar el “Crimen de Genocidio”, el asunto del “territorio” y el “daño cultural”, para establecer una verdadera Paz desde el Rio Bio Bio al Sur.

Esta interpelación que hacemos al Pueblo Chileno, lo concretaremos en la misma Plaza Baquedano, allí concurriremos los Mapuche y suscribiremos un compromiso publico y de buena fe con el Pueblo Chileno.

Asimismo, una gran delegación conformadas por las organizaciones Mapuche le entregaremos una nota al General del Ejercito Chileno para que asuma su responsabilidad institucional en el Crimen de Genocidio con el Pueblo Mapuche y la toma y confiscación de su territorio que constituyen la causa del conflicto en la actualidad.

Wallmapuche, Pewunguen Kuyen