Escuche este artículo

Una veintena de empresarios forestales participó en segunda visita industrial a empresas de aserrío organizada por CORMA para conocer buenas prácticas de producción y detectar potenciales oportunidades de desarrollo.

Con la finalidad de conocer las nuevas tecnologías y buenas prácticas de producción de la industria del aserrío en Chile, 20 pymes forestales y madereras de la Región del Biobío participaron en la segunda visita industrial organizada por la Corporación Chilena de la Madera -CORMA- a aserraderos de la zona

En esta oportunidad, los visitantes recorrieron los aserraderos de CMPC en Mulchén y JCE en Los Ángeles. La delegación incluyó a representantes de la Universidad de Concepción, Universidad del Biobío y la Universidad Católica de la Santísima Concepción, entidades que tuvieron el espacio para generar un vínculo académico-teórico con las prácticas que actualmente realiza la industria.

El jefe de Área Verde de Aserraderos JCE, Roberto Matamala, valoró la gira, indicando que fue “positiva y hubo gran cantidad de consultas sobre los procesos, la producción, mercado y la contingencia que está enfrentando la industria”, comentó.

Por su parte, la docente del Departamento de Ingeniería Civil Ambiental de la  Universidad del Biobío, Ángela Salinas, apreció las enseñanzas que dejó el recorrido para la industria metalmecánica. “Los necesitamos si queremos seguir adelante con madera, porque ellos son los que nos van a proveer los medios de conexión, lo que es totalmente fundamental en estructuras de tipo prefabricada”, aseguró.

Los pequeños empresarios que participaron de la visita a los aserraderos mostraron su satisfacción por lo aprendido. Para el jefe de operaciones de IS Ltda., Fabián Méndez, lo que lo impresionó fue “la automatización en los procesos”, lo que sirvió para generar ideas.  “Tenemos pensados algunos servicios para aserraderos más pequeños, a ellos queremos llegar y esto nos sirve demasiado”, agregó Méndez.

Para Francisco Concha, jefe de taller de Ingeniería y Maestranza Orecal -compañía dedicada a la metalmecánica- la gira fue didáctica, ya que “se pudo comparar procedimientos” con empresas enfocadas a otros rubros.  De todas maneras destacó la filosofía de trabajo, la capacidad de renovación y calidad de sus procesos: “Yo tenía el conocimiento de cosas más antiguas” reflexionó el ingeniero.

Esta visita se sumó a la organizada por el departamento de aserraderos y remanufactura de CORMA Biobío-Ñuble, a mediados de año, donde 26 empresarios madereros recorrieron instalaciones de Kimwood y Arauco, en Biobío. Para el 2020 se proyecta visitar complejos industriales forestales de la Región de Ñuble.