Escuche este artículo

La precandidata presidencial del Partido Demócrata Cristiano, Yasna Provoste, se refirió al juicio político que acabó con su destitución como ministra de Educación en 2008. La presidenta del Senado aseguró que todo se trató de una operación política.

Cabe recordar que durante el segundo gobierno de Michelle Bachelet se hizo público el «caso subvenciones», en el cual Contraloría General de la República reveló que habían US$600 millones que fueron transferidos desde la cartera de Educación hacia los sostenedores educacionales de la Región Metropolitana, sin los respaldos adecuados.

En Abril de 2008 el Senado aprobó la acusación constitucional contra Provoste, por lo que tuvo que dejar el cargo y quedó inhabilitada para ejercer cargos públicos por cinco años.

«Yo llegué a ser ministra de Educación a mediados de junio de 2006, este era una proceso anterior y además radicado en una secretaría regional ministerial, no era en el ministerio», explicó en conversación con Chilevisión

«Mi destitución, promovida por la derecha más dura de este país, se produce en abril de ese año y en septiembre la Controlaría señala que estaba todo en orden», detalló.

Ex contralor Ramiro Mendoza

«Pero quiero agregar algo que nunca lo he planteado y lo quiero decir», sostuvo Provoste. «Al que le habían iniciado el sumario era al seremi de la Región Metropolitana y que lo habían acusado todo el tiempo respecto a una causa. Por lo tanto él se había defendido respecto de esa causa. Al final, el contralor de ese momento (Ramiro Mendoza), que termina siendo brazo derecho de Sebastián Piñera hoy día, es decir, era parte de una operación por parte de la derecha, y lo termina condenando por otro tema«, relató.

La parlamentaria insistió en que Mendoza «forma parte de su círculo más cercano», refiriéndose al mandatario.

De la misma forma reveló que llamó «privadamente a un ex contralor, a don Arturo Aylwin, y el me dice esto es insólito». «Sabíamos que esto era una operación de la derecha más dura por lo que uno representa, porque la derecha no es que ahora me tenga miedo, la derecha me tiene miedo hace mucho tiempo«, afirmó.

«Aquellos que han desatado esta campaña en las redes el día de ayer, utilizando su poder económico y bots en Twitter, lo que hacen es reflejar el miedo profundo que nos tienen en una candidatura», sentenció.

  Fuente El Desconcierto