Inicio Noticias Internacional ¿Por qué la vida silvestre está prosperando en Fukushima?

¿Por qué la vida silvestre está prosperando en Fukushima?

Luego de  estudios científicos físicos y químicos de los elementos, el desarrollo de la bomba nuclear durante la Segunda Guerra Mundial y la posterior utilización de la energía nuclear en el ámbito civil, la historia da cuenta de lo catastrófico y peligroso  que puede resultar una mala planificación, decisión o el uso que se haga de esta fuente alternativa de energía. Ejemplo de ello son los hechos de Chernobyl y Fukushima, donde el desarrollo de la vida silvestre y humana, hasta que se demuestre lo contrario, son potencialmente improbables por un tiempo.

La referencia de malas experiencias con la energía nuclear más inmediata su ubica a diez años atrás, cuando Japón vivió uno de los mayores desastres del Siglo XXI.  Se sabe que la vida en la región de Fukushima quedó relegada a los malos recuerdos, pero una nueva investigación sugiere que la vida silvestre allí no solo está sobreviviendo, sino que está prosperando en ausencia de la humanidad.

La prueba de esto se puede apreciar en un estudio publicado en el Journal of Frontiers in Ecology and the Environment, que documenta más de 20 especies que han recolonizado el área alrededor de la planta, incluidos macacos, perros mapaches, liebres japonesas y, lo más frecuente de todos, jabalí.

Se trata de una vasta y completa colección de fotos de vida silvestre analizadas por expertos.

Estos “resultados representan la primera evidencia de que numerosas especies de vida silvestre ahora abundan en toda la zona de evacuación de Fukushima, a pesar de la presencia de contaminación radiológica», dijo James Beasley, biólogo de vida silvestre de la Universidad de Georgia, en un comunicado.

¿De regreso a  casa?

A partir de 2016, a los humanos se les ha permitido regresar gradualmente a la zona. Sin embargo, parece haber cierta vacilación, con menos del cinco por ciento de la población original que elige regresar.

Actualmente, el área permanece en gran parte desierta, una bendición aparente para los animales que viven allí.

El equipo de expertos documentó imágenes en tres zonas que difieren en términos de habitación humana, y hasta ahora recolectaron más de 267.000 fotos de vida silvestre capturadas durante 120 días.

Las imágenes muestran que varias especies están floreciendo en la zona de exclusión, apareciendo con mayor frecuencia en áreas que están completamente deshabitadas por los humanos que las que lo están.

El jabalí, la especie más abundante estudiada, apareció en más de 46.000 fotografías. Los investigadores encontraron que era tres veces más abundante en la zona de exclusión humana que en la zona habitada por humanos.

Una réplica rusa al estilo japonés

El auge de la vida silvestre posterior al desastre recuerda a Chernobyl, el sitio de otro desastre nuclear que desde entonces ha visto especies como lobos y otros mamíferos que acuden al área ahora en gran parte desierta por los humanos.

«Aunque pueda parecer contradictorio, la investigación de nuestro grupo y otros sugiere que numerosas especies de grandes mamíferos en realidad aumentaron en el paisaje que rodea a Chernobyl en los primeros años después del accidente, y que las poblaciones de muchas especies ahora son abundantes y generalizadas en toda la Exclusión de Chernobyl Zona «, dijo Beasley.

Los expertos explican que si bien la cantidad de radiación liberada de la central eléctrica de Fukushima Daiichi fue sustancialmente menor que las emisiones en Chernobyl, no es sorprendente que ahora exista evidencia de estos mismos tipos de respuestas a nivel de población en mamíferos en Fukushima.

Jim Smith, profesor de ciencias ambientales en la Universidad de Portsmouth en el Reino Unido, que se especializa en Chernobyl. y Fukushima, destaca que la Zona de Exclusión de Chernobyl se considera cada vez más como un gran valor de conservación: ahora representa uno de los santuarios de vida silvestre más grandes de Europa.

Su opinión es importante...