Si deseas escuchar la noticia, haz click AQUÍ

COLUMNA DE Karla Aguirre

Periodista, Copiapina y Colegiada

Desde el año 2019 a la fecha, sin lugar a dudas que, Chile ha cambiado. El estallido social no sólo provocó importantes cambios en la mentalidad del chileno de calle, sino que generó que hoy, como ciudadanía, estemos viviendo un proceso no antes visto en nuestra nación. Si bien es cierto, esto del Apruebo y el Rechazo se ha convertido en una “Guerra” mediática sin precedentes, donde las redes sociales, en su mayoría, ha sido el espacio para que las personas opinen y den su preferencia, las que se verán este próximo 4 de septiembre en el Proceso de Plebiscito de Salida.

Un hecho histórico que han realizado países del primer mundo y que actualmente cuentan con diversos derechos que antes no existían. Sin embargo, como periodista con 18 años ejerciendo la profesión y desde el año 2015 a la fecha, colegiada en el Colegio de Periodistas de Chile, no me parece que se pronuncien públicamente por una tendencia, sobre todo, porque los periodistas y la prensa ha sido apuntada de manera reiterada en los últimos años por no cumplir su rol fundamental: Comunicar los hechos con objetividad.

Y, si bien es cierto que, la actual constitución y la añeja Ley de Prensa no está acordé a los nuevos tiempos, es una pésima señal para el país que, el gremio al cuál pertenezco, no sólo dé a conocer su posición en los medios de comunicación, sino que además, se suma a una marcha para acompañar la entrega de la nueva propuesta constitucional. Porque es aceptable que el gremio pueda asesorar a la convención constituyente con nuevos artículos como: Libertad de Expresión y de prensa, garantías de pluralismo, creación de medios de comunicación públicos y derecho a la comunicación, sin embargo, abanderarse sólo genera que al público a quien informamos a lo largo de todo Chile, siga perdiendo credibilidad en nuestra labor.

Por último, el Colegio de Periodistas de Chile, el pasado 3 de junio se reunió en la comuna de Chillán donde acordaron votar por el apruebo, para seguir impulsando los cambios en materia de prensa y comunicaciones que nuestro país necesita, lo que no me parece es que este proceso se llevará a cabo en cuatro paredes, acción que tanto han criticado que la actual constitución se creó de igual manera y en la práctica hacen lo mismo. Más que gremio, con la llegada de la nueva directiva, el Colegio de Periodistas de Chile parece más un departamento de Relaciones Públicas. Por eso, discrepo públicamente a las acciones por parte del gremio, porque votaré Apruebo, pero como ciudadana y no en mi rol de profesional de las comunicaciones.

Deja tu comentario sobre este artículo, recordar que es de total responsabilidad de quien los emite: