Escuche este artículo
El pasado fin de semana, comenzó a regir la nueva tarifa del Metro y del Transantiago. Luego de un aumento en en $20 para los adultos y $10 para los escolares, el pasaje del tren subterráneo, en horario punta, alcanzó un valor de $800 pesos. En tanto, el precio en horario valle ahora tiene un costo de $720 y en horario bajo de $670. A su vez, el nuevo precio del pasaje para los buses del Transantiago quedó en $700 y en $230 para estudiantes. La situación generó molestia en la Unión Nacional de Pensionados, cuya directiva llegó hasta el Ministerio de Transportes y Telecomunicaciones para protestar, con una Tarjeta BIP gigante, en contra del alza en el precio del transporte público capitalino. “Qué va a comprar el pueblo chileno, que está mendigando, los jubilados sobre todo, que viven en la miseria más grande, que el promedio de sueldos es de 220 mil pesos aproximadamente, tanto AFP como en el sistema antiguo”, afirmó Francisco Iturriaga, presidente de la Unión Nacional de Pensionados. El dirigente indicó que manifestaron su molestia mediante cartas enviadas a los miembros de la Cámara de Diputados y a los ex ministros de Transportes, además de la actual titular de la cartera, Gloria Hutt. “Yo voté por el señor Piñera, lo digo sinceramente,(…) no está arreglando ningún problema. Él prometió que a los pensionados se les iba a solucionar de inmediato, cuántos meses llevamos. Se mandó un proyecto a la Cámara de Diputados, que todavía no se trata, y con una tranquilidad olímpica le pusieron simple urgencia, lo que es una vergüenza”, agregó Iturriaga. Días atrás, la Unión Nacional de Pensionados emitió un comunicado llamando al Gobierno a postergar “este aumento hasta marzo del 2020”. Al respecto, el dirigenta advirtió que “si es necesario salir a la calle, vamos a salir a luchar por nuestra causa”. “Se pueden seguir dando alzas” En entrevista con radio Futuro, la ex ministra de Transportes, Paola Tapia, señaló que el alza en los pasajes de Metro y Transantiago podría deberse al “déficit del sistema, y como no se ha efectuado una licitación se pueden seguir dando alzas”. A esto añadió que “el día de mañana, si no hay licitación, puede seguir subiendo y ser incluso peor”. “¿Qué es mas barato? licitar y hacer un nuevo contrato o seguir prorrogando eternamente contratos, creo que la respuesta está bien clara”, planteó la ex titular de Transportes.