Inicio Noticias Internacional Paraguay tendrá la primera planta de biocombustibles de América Latina

Paraguay tendrá la primera planta de biocombustibles de América Latina

A pesar de las controversias medioambientales que genera el desarrollo de combustibles de carácter vegetal, la empresa española Acciona, responsable de la construcción, asegura que esta es una iniciativa con beneficios ambientales pues reducirá la emisión de gases de efecto invernadero.

La empresa española Acciona construirá en Paraguay la primera planta de biocombustibles de América Latina desde el primer semestre de 2020, informó el lunes el Grupo ECB de Brasil, que proyecta invertir 800 millones de dólares en el complejo.

«La semana pasada, el Grupo BCE firmó, en Madrid, el acuerdo con la española ACCIONA para el proyecto de ingeniería y construcción de la planta en Paraguay», informó la empresa brasileña en su página web.

El proyecto, llamado Omega Green, fue lanzado en febrero de este año, es la mayor inversión privada en Paraguay con 800 millones de dólares en total, y aumentará el Producto Interno Bruto del país sudamericano en 8.000 millones de dólares, según la compañía.

El presidente del Grupo ECB, Erasmo Carlos Battistella, dijo el lunes en un evento de presentación de las empresas encargadas de llevar adelante el proyecto, que en los próximos meses se trabajará para garantizar la venta de parte de la producción de biocombustibles por al menos cinco años.

«Nuestro compromiso con Paraguay y el Gobierno es que venimos a Paraguay no para competir, sino para construir juntos y agregar valor a las materias primas producidas aquí. Omega Green exportará su producción, trayendo beneficios económicos, ambientales y sociales para los paraguayos», dijo el empresario.

El complejo se construirá en la ciudad de Villeta, a 45 kilómetros de la capital Asunción, y producirá hidrobiodiésel (HVO por su sigla en inglés) y bioqueroseno, o combustible de aviación (SPK, por su sigla en inglés), que emiten menos gases de efecto invernadero.

La compañía, que tiene inversiones y participaciones en empresas de agroenergía, estima un plazo de ejecución de las obras de 30 meses, generando 3.000 empleos directos y cerca de 2.400 directos e indirectos cuando comience a operar la planta, que será la tercera del mundo en biocombustibles avanzados.

Las empresas estadounidenses Honeywell UOP y Crown Iron Funciona fueron seleccionadas para la parte tecnológica, mientras que la estructuración financiera estará a cargo de los bancos Barclays y UBS.

Cortesía de Sputnik

- PUBLICIDAD -