Inicio Noticias Provincia Opiniones encontradas sobre amenazas a la familia contagiada

Opiniones encontradas sobre amenazas a la familia contagiada

Sobre los eventos ocurridos durante la noche del martes en la residencia de las cuatro personas que dieron positivo al procesamiento de sus muestras para Covid-19 en la comuna de Vallenar, hay opiniones encontradas.

Por un lado, el alcalde Cristián Tapia asegura que a las 23:50 horas recibió el llamado de uno de los integrantes de la familia para denunciar que un grupo reducido de personas intentaba incendiar la casa, y por el otro, el jefe de Defensa Nacional, Enrique Henyermann, dice que “fueron amenazas a través de redes sociales” y que, por esa razón no se instaló -en el lugar- una guardia militar.

Su versión es respaldada por el mayor Héctor Rojas Castillo, de Carabineros que, si bien envió una comisión policial para patrullar la zona, no formalizó la denuncia de las personas porque “señalaron que habían recibido insultos y amenazas por redes sociales, pero que en su casa no habían tenido inconvenientes”.

En todo caso, lo que sí ocurrió es que pasadas las 22:00 horas de este martes, dos hombres de 29 y 32 años, una mujer de 25 y una menor de edad, fueron confirmados como portadores de coronavirus y, en consecuencia, un minúsculo grupo de sus vecinos los tildó de irresponsables.

Sobre la investigación para detectar cómo se enteraron de su identidad, trabaja la Secretaría Regional Ministerial (Seremi) de Salud y el intendente Patricio Urquieta afirma que “cada situación irregular al interior del servicio público será pesquisada y, si se detecta la irregularidad, sancionada”, porque “situaciones de persecución son inaceptables”.

Las personas en cuestión son parte de una familia de nueve integrantes que, desde hace unos días, estaban en aislamiento preventivo luego que una de ellas diera positivo a la prueba de PCR practicada en la Región de Antofagasta.

Trasciende que el día seis de abril esta mujer, que trabaja en la Minera Escondida de la II región, llegó a su casa en Vallenar para cumplir con su descanso de una semana, pero el viaje lo hizo acompañada de un compañero que seguiría hasta Coquimbo.

Lo que sucedió es que cuando llegó el día 13 y ambos debían retornar a su faena, él presentó síntomas y obtuvo una licencia médica, mientras esperaba que se procesaran sus muestras para detectar Covid-19, en cambio ella se mantuvo asintomática y continúo su camino hasta Antofagasta acompañada de otros cuatro trabajadores.

Al llegar allá e incorporarse a la jornada laboral por varios días, recibieron información que el hombre que viajó con ella el 6 de abril dio positivo, por lo que inmediatamente fue puesta en cuarentena junto a las personas que tuvieron contacto estrecho durante ese período, mientras se esperaba que el resultado de su examen.

Tras conocerse positiva, avisó a sus parientes en Vallenar, quienes -según el seremi de Salud, Bastián Hermosilla- acudieron al Hospital Provincial para informar la situación, por lo que fueron sometidos a las pruebas diagnósticas, incluso sin tener síntomas. Para entonces, supuestamente, ya estaban en aislamiento preventivo.

El resultado fue que, a cuatro de los habitantes del domicilio en Atacama, se les confirmó la enfermedad, al tiempo que los otros cinco dieron negativo. Al menos, por ahora.

Toda esta información la ofreció el alcalde Cristián Tapia la tarde de este miércoles sin profundizar en detalles específicos sobre identificación, contactos estrechos y demás personas en aislamiento a propósito de este brote; sin embargo, el seremi Bastián Hermosilla, admitió -minutos antes- que unos 13 individuos estarían en cuarentena preventiva.

Además, aseguró que ya se inició la investigación epidemiológica para detectar a todos aquellos que compartieron en un lugar cerrado, por un período mayor a dos horas, con las personas contagiadas para poder trazar el plan de acción en caso de que surjan nuevos brotes.

Sobre estos cuatro casos nuevos en la región de Atacama, el director del Servicio de Salud, Claudio Baeza, dijo que permanecen en sus hogares con vigilancia médica por parte del equipo de Hospitalización Domiciliaria que verifica sus condiciones clínicas a fin de responder, rápidamente, en caso de que requieran ser trasladados a un centro de salud.

Sin embargo, no puntualizó nada respecto de los cinco integrantes de la familia que -dicho por el alcalde Tapia- dieron negativo a las pruebas de PCR, ni cómo harán ellos para evitar contagiarse, dado que en Vallenar y Huasco no hay hostales sanitarios; de hecho, “realizamos todas las gestiones para poder contar, en un breve plazo, con uno”.

De todos modos, Vallenar cuenta con las condiciones -en su Hospital Provincial- para atender a pacientes positivos de Covid-19, de acuerdo con lo que aseguró el jefe comunal y tomando en cuenta las aseveraciones hechas en varias ocasiones por el director del Servicio de Salud; no obstante, se va a establecer una rigurosa vigilancia en torno a los pacientes para no tener lidiar con un nuevo brote.

El alcalde Cristián Tapia también habló de las medidas que, a contar de este sábado, tendrán consecuencias sancionatorias, como será el uso obligatorio de mascarillas en espacios públicos; para asegurarse de que toda la comunidad cuente con este instrumento de protección personal, entregó -hace una semana- cinco mil y durante estos días, piensa distribuir cinco mil más mediante las organizaciones sociales.

  Fuente El Chañarcillo
Su opinión es importante...
- PUBLICIDAD -