Escuche este artículo

La Unidad de Vigilancia Tecnológica del Observatorio Laboral de Atacama presentó esta semana su tercer informe de Borde Tecnológico, esta vez asociado a las Energías Renovables No Convencionales (ERNC), con el cual analizó el posicionamiento del sector energético en la matriz productiva de la región, considerando que la macrozona norte tiene la mejor proyección en esta materia para los próximos años.

Según los datos proporcionados por el Ministerio de Energía, Atacama cuenta con 41 centrales generadoras de energía eléctrica instalada, que producen una potencia bruta de 3.306,06 MW. En función de esta información, se diseñó un modelo de estudio que permitiese vigilar las tendencias nacionales e internacionales en torno al desarrollo de esta industria.

Además, se entrevistó a un conjunto de actores asociados a esta área productiva, tanto del ámbito público como privado, con el propósito de entender los desafíos que representa la transición y planificación energética para alcanzar un mayor impulso en energías limpias.

El estudio se enfocó en las estrategias que se han llevado a cabo en Chile y el mundo para avanzar hacia la sustentabilidad a través del uso del hidrógeno verde, el cual posiciona al país como uno de los principales productores del mundo. Asimismo, indaga la rentabilidad que entrega la biomasa en las energías eólicas y los retos que existen para evolucionar en electromovilidad y procesos en heliostato.

También se abordaron los requerimientos en mano de obra y perfiles laborales, así como la incorporación de las mujeres en este sector productivo, definido como uno de los sectores con mayor potencial en la región de Atacama.

 

Fuente: soychile.cl