Escuche este artículo
Una serie de observaciones por parte de la Subsecretaría del Ministerio de Obras Públicas a la  Dirección de Investigaciones Científicas y Tecnológicas de la Pontificia Universidad Católica de Chile (DICTUC), están retrasando el informe final respecto a determinar las causas y que organismo es el responsable de solucionar las emanaciones de gases que están afectando a 4 colegios de Copiapó, y donde alumnos, docentes y personal administrativo han tenido que ser removidos a otros establecimientos educacionales.
Cabe destacar que el pasado 3 de Abril, el Subsecretario de Obras Públicas, Lucas Palacios, aseguró que en 15 días hábiles se sabrían los resultados de los estudios por parte de la Dirección de Investigaciones Científicas y Tecnológicas de la Pontificia Universidad Católica de Chile, organismo técnico a cargo del informe final, sin embargo hasta la fecha no se conocen los resultados.
Al ser consultados respecto a la tardanza en el plazo para conocer los resultados finales de estos estudios, el Seremi del MOP – Atacama, Alfredo Campbell, señaló a Diario Chañarcillo que, “se hicieron una serie de observaciones  por parte de la Subsecretaria del Ministerio de Obras Públicas a la DICTUC que está trabajando en dichas observaciones, pero no puedo adelantar que tipo de observaciones fueron, ya que forma parte de un trabajo en pleno desarrollo”.
Campbell dijo que de todas formas este jueves podrían conocerse finalmente los resultados de estos informes, y así determinar a él o los organismos responsables por la presencia de gas sulfhídrico en 4 colegios de Copiapó, y quienes deberán efectuar los eventuales trabajos de reposición.
Cabe destacar que este estudio tiene un costo de 800 UF, es decir, más de 21 millones de pesos, y que va a determinar en detalle cuál es el origen del problema, estudio que incorpora la red de alcantarillado público, y la importancia por conocer estos resultados, podría ser el punto inicial para determinar dónde está el problema, que se va a hacer, y que organismo lo debe enfrentar para solucionar.
Cabe destacar que en la actualidad existen 4 establecimientos educacionales de la capital regional que fueron clausurados por una orden de la Corte de Apelaciones de Copiapó. Se trata de la Escuela “Jesús Fernández Hidalgo”, “El Palomar” y “Las Brisas”, además del Liceo “El Palomar”, por la presencia de gas sulfhídrico y monóxido de carbono.
El tribunal de alzada indicó en su momento que se trata de una resolución, debido a que la presencia de los gases se suscitó a pocos días de que la Municipalidad de Copiapó realizara un lavado de las cámaras desgrasadoras, y son sindicadas éstas como las generadoras del problema.
En la actualidad, los estudiantes, docentes y personal administrativo de los establecimientos afectados por la presencia de gases, han sido reubicados en otros recintos, con modalidad de sistema compartido, y el Municipio de Copiapó, a través del Daem, se hace responsable de la movilización de los mismos, a través de buses, acarreando de paso un gasto económico importante en las arcas municipales.