Escuche este artículo

Autoridades del Ministerio de Agricultura en la Región de Atacama entregaron antecedentes sobre los primeros hallazgos de la plaga Drosophila suzukii, conocida como mosca de alas manchadas, insecto detectado en la zona urbana de Vallenar y que potencialmente puede causar perjuicios a la fruticultura regional.

El insecto, presente en Chile desde 2017 en la zona sur y centro posteriormente, se le considera una plaga de importancia económica que por sus características no está sujeta a control obligatorio por parte del Servicio Agrícola y Ganadero (SAG), buscándose mitigar su impacto y minimizar sus daños a la producción.

 En ese contexto, el Seremi de Agricultura, Patricio Araya, señaló que las acciones están enfocadas en desarrollar una labor colaborativa pública y privada, y así conocer el comportamiento del insecto en la zona, definiendo medidas que dificulten su establecimiento en los valles regionales.

 Indicó que por ello se está trabajando en coordinación con el sector productivo regional, llevando a cabo instancias de difusión y capacitación técnica, así como reuniones informativas con instituciones públicas como INDAP e INIA, y los programas municipales PRODESAL.

 Agregó que, si bien se conoce que la uva de mesa, principal cultivo de la región, no es un hospedero preferente del insecto, como sí lo son los berries, es necesario mantener la vigilancia en las vides. Al mismo tiempo, dijo, las medidas preventivas deben considerar a comercializadores y transportistas de frutas hospedantes (berries), por lo que instó a estos sectores a sumarse al control de la plaga en la región.

 Por su parte, Mei Maggi Achu, directora regional del SAG, informó que la plaga fue detectada a fines del mes de abril en Vallenar y actualmente se le considera de distribución restringida en Atacama. Indicó que el Servicio estará abocado al monitoreo de su distribución, mediante una red trampas específicas en los valles de Huasco y Copiapó.

 Junto a ello, resaltó que el SAG está desarrollando actividades de capacitación técnica orientadas a reconocer la plaga en los campos. En ese sentido, señaló, una de las principales recomendaciones para todo agricultor es realizar un manejo integrado de huertos que dificulten el desarrollo de esta mosca. Agregó que es importante que los agricultores conozcan las características de la plaga, y puedan informar al SAG sobre su presencia, y de esa forma mantener una actualización de su estado en la región e ir evaluando constantemente las medidas de control.

 El SAG mantiene un espacio informativo actualizado sobre la plaga en www.sag.cl. Así mismo, existe el portal www.drosu.cl con información amplia sobre el insecto.