Escuche este artículo

Una comisión mixta será la encargada de resolver las diferencias entre el Senado y la Cámara de Diputadas y Diputados sobre el proyecto que establece un sistema de garantías de los derechos de la niñez.

La iniciativa fue informada en la Sala por la diputada Natalia Castillo (IND), quien destacó que en el texto se establece a los niños, niñas y adolescentes (NNA) como sujetos de derecho, se garantiza la protección de su interés superior, se establece la familia como su principal protector, se garantiza el derecho y deber de educar de los padres y la autonomía progresiva, entre otros aspectos.

Además, señaló que se precisan sus derechos civiles y políticos, a la vida, a la identidad, ser oído, a la libertad de pensamiento, conciencia y religión, a la protección datos personales, a tener protección contra la violencia, la explotación económica, comercial, sexual entre otros.

En el debate en la Sala se plantearon como visiones a favor la necesidad de establecer estas garantías de protección de la niñez y adolescencia, sobre todo considerando las graves denuncias en contra del Servicio Nacional de Menores. Por otro lado, hubo posiciones que alertaban de que tal como se encuentra el proyecto, limitaría a las familias en su derecho a formar a sus hijos e hijas, criticando fuertemente los conceptos de autonomía progresiva y la libertad de culto y consciencia, entre otros.

Por esto, se solicitó la votación separada de 39 puntos del proyecto; si bien gran parte de ellos fueron aprobados por mayoría simple, hubo 8 puntos en los cuales no se alcanzó el quórum de aprobación necesario, lo que obliga la derivación del texto a mixta.

Las normas que no alcanzaron el quórum necesario para su aprobación y que, por lo tanto, deberán resolverse en la mencionada instancia, son las que hacen referencia al resguardo del interés superior de niños, niñas y adolescentes, en particular al procedimiento para la evaluación y determinación de este interés.

Tampoco lo alcanzó la norma que establecía que el Estado debe garantizar progresivamente la educación parvularia, para lo que financiará un sistema gratuito a partir del nivel medio menor, destinado a asegurar el acceso a éste y a sus niveles superiores.

Lo mismo ocurrió con los artículos nuevos incorporados en el Senado, que hacían referencia a la amenaza y vulneración no grave y grave de derechos de NNA y donde se detalla como tales faltas, desde la no atención de padres, representantes legales o quienes estén bajo su cuidado que importe un perjuicio leve para su salud física o emocional, hasta la inducción a la mendicidad, a la comisión de delitos, al comercio sexual, al tráfico de estupefacientes, o situaciones de gravedad análoga, entre otras.

También fueron rechazados por falta de quórum algunas atribuciones que se les asignaban a las Oficinas Locales de la Niñez en el caso de que padre o quienes estén a cargo del cuidado de NNA impidan o no cumplan medidas decretadas por la institución.

Y finalmente, deberá resolverse en la comisión mixta, las discrepancias con el artículo de la norma sobre la posibilidad de una acción de reclamación por ilegalidad, donde se señala que todo NNA o cualquier otra persona que haya intervenido en el procedimiento de protección administrativa, podrá recurrir ante el Tribunal de Familia que corresponda en contra de actos ilegales o arbitrarios de la Oficina Local de la Niñez, ocurridos en el proceso de protección administrativa.

Los representes de la Cámara en la comisión mixta serán los diputados Gonzalo Fuenzalida (RN), Gustavo Sanhueza (UDI), Luis Rocafull (PS), Marcelo Díaz (IND) y Matías Walker (DC).