Si deseas escuchar la noticia, haz click AQUÍ

Una serie de reacciones desde la oposición y el oficialismo dejó el fallecimiento de Lucía Hiriart, viuda del dictador Augusto Pinochet, quien dejó de existir este viernes 16 de diciembre, a la edad de 99 años.

Alicia Lira, presidenta de la Agrupación de Ejecutados Políticos (AFEP) fue una de las primeras en compartir su apreciación sobre el deceso. En diálogo con CHV, Lira apuntó a las circunstancias de la muerte de Hiriart y al sentimiento de impotencia que la embarga en estos momentos.

«Falleció la esposa del dictador, muere enferma, con su familia, en impunidad. Realmente solo el triste recuerdo de lo que ella enfrentó, es lo más siniestro», dijo.

Y recalcó que «murió tranquilamente con su familia». Luego, cuando le consultaron respecto de su rol en dictadura, Lira relevó su carácter, específicamente cómo se imponía y la forma «cómo se apropió de los bienes, fue cómplice de cómo se apropiaron de la riqueza» en tiempos de dictadura militar.

Posteriormente advirtió que, pese a que no fue “ejecutora” de los crímenes de la dictadura, sí fue “cómplice de todas las políticas del terrorismo de Estado, ella fue activa, fue parte de la dictadura. Y murió en la impunidad de lo que esta sociedad vivió. Nuevamente muere un cómplice de la dictadura en total impunidad”.

Por su parte el hijo de Tucapel Jiménez, del mismo nombre, destacó cómo se produjo la muerte de Hiriart. “Se va rodeada de su familia, a diferencia de nosotros. Espero que este momento sirva de reflexión, espero que esto sirva para recordar lo que vivió Chile en vísperas de una decisión tan importante que tenemos que tomar el domingo”, dijo el diputado al medio citado a través de un video en el que aludió a las circunstancias de la partida de su papá, dirigente sindical asesinado en febrero del año 1982, en plena dictadura.

En tanto, Vlado Mirosevic, diputado del Partido Liberal, reaccionó expresando que “murió Lucia Hiriart. Será despedida en familia y en paz, la misma que la dictadura después de torturar y asesinar, les arrebató a miles de familias en Chile. Nunca más. Nadie está olvidado”.

En la misma red social de Twitter, Tomas Hirsch (AH) indicó que “con la muerte de Lucía Hiriart se va terminando lo que queda del pinochetismo. Es momento de construir con Gabriel Boric un nuevo Chile, con justicia, profundamente democrático, respetuoso de los DDHH. Nunca más ultraderecha. Nunca más fascismo”.

Algo parecido fue lo dicho por la diputada electa del D10, Lorena Fries, quien además fue la primera directora del Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH).

Murió Lucia Hiriart de Pinochet. Justo en el momento en que nos debatimos entre el futuro y la esperanza o el miedo y el retroceso”, precisó.

Oficialismo se divide

En tanto, desde el oficialismo han sido pocas las voces que han salido a hablar sobre la muerte de Lucía Hiriart, donde incluso el gobierno de Sebastián Piñera anunció que no habrá vocería.

En tanto, el abogado de tendencia pinochetista, Hermógenes Pérez de Arce, manifestó a CHV que “lamento mucho que el fallecimiento de la señora Lucía, yo creo que fue una gran mujer. Acompañó a su marido activamente durante sus casi 17 años de gobierno”.

Políticamente yo me sentía muy afín a ella, y ella muy afín a mí también. Y en todo momento coincidió que las ideas que yo expresaba. Así que siempre me sentí en ese aspecto muy interpretado por ella. Y creo que la influencia de ella en su marido, también fue benéfica en ese sentido”, añadió.

Deja tu comentario sobre este artículo, recordar que es de total responsabilidad de quien los emite: