Escuche este artículo

En el marco de la Controversia Judicial que mantiene la Comisión Administradora Cuesta La Arena con la Ilustre Municipalidad de Huasco desde el año 2015, derivada de la titularidad de los terrenos que se ubican al oriente de la línea férrea Huasco – Vallenar, esto es, el límite externo de la ciudad.

Terrenos que hoy en día, se ubica en la Villa San Pedro, y cuya extensión es de aproximadamente 18,9 hectáreas son, actualmente de dominio de la Municipalidad de Huasco, dado que fueron regularizados mediante una solicitud ante el Ministerio de Bienes Nacionales, de conformidad con lo dispuesto en el Decreto Ley N°2.695 de 1979. La regularización, fue tramitada mediante expediente administrativo N°033SA368556, ante la SEREMI de Bienes Nacionales, solicitud que fue aprobada en sede administrativa por medio de la Resolución Definitiva N°926, de fecha 30 de julio de 2009.

Todos los plazos que tenían los interesados para oponerse a la señalada regularización, se encuentran totalmente vencidos, así como también, los plazos que otorga la ley para ejercer acción Reivindicatoria o la cancelación de la Inscripción Conservatoria, respecto de los mismos. Por tanto, los inmuebles, objeto de la controversia han sido legalmente regularizados por la I. Municipalidad de Huasco, y actualmente rolan a fojas 78 N°64 año 2011, del Registro de Propiedad del Conservador de Bienes raíces de Freirina.

El proceso judicial que actualmente se sustancia en sede civil, culminó con una sentencia favorable en primera instancia a la I. Municipalidad de Huasco siendo rechazada la acción, sin embargo, en segunda instancia la municipalidad fue condenada por el tribunal de alzada (CORTE DE APELACIONES) a pagar una compensación económica que asciende a $377.000.000 (trescientos setenta y siete millones y fracción) lo que representa aproximadamente un tercio del monto requerido por los demandantes originalmente.

Esta administración, junto al Honorable Concejo Municipal de la comuna de Huasco, y todos sus miembros, sin excepción, rechazan categóricamente, y  lamentan profundamente que, la Comisión Administradora Cuesta la Arena y sus socios comuneros, pretenda hacerse pago de tal indemnización mediante el embargo de los bienes inmuebles del municipio que finalmente pertenecen y son patrimonio de toda la comunidad huasquina.

Al mismo tiempo, y considerando que, la sentencia aún no se encuentra firme, esto porque, queda pendiente un recurso procesal por resolver en la Ilustrísima Corte Suprema de Justicia. Por su parte, la Comisión Administradora Cuesta la Arena, rindió una fianza, actuación procesal que permite perseguir a todo evento, y antes que se pronuncie el máximo tribunal del país, el cumplimiento del fallo, esto es la compensación económica ya indicada.

Nuestro municipio y sus autoridades son respetuosos de los fallos de los tribunales de justicia, por tratarse de un poder autónomo e independiente de la administración del Estado, por cuanto, como institución no nos referimos a tales decisiones cuando nos favorecen y tampoco cuando no son favorables a nuestros intereses. Sin embargo, no podemos dejar de hacer pública esta información a razón de la relevancia que representa para todas aquellas familias asentadas en el territorio de la controversia por generaciones y como lo señalamos en el párrafo que antecede repudiamos públicamente la actitud de la parte demandante, que si bien es cierto cuenta con ese derecho, no es menos cierto, que el fallo podría eventualmente ser revocado  y que  los principales afectados seria la comunidad  toda, de la cual ellos mismos son parte integrante.

Finalmente cabe hacer presente que, como Corporación autónoma de Derecho Público, tenemos la obligación y la misión de velar siempre por los intereses generales de la comuna, de la cual forma parte la Comisión Administradora Cuesta la Arena, quien pretende su propio beneficio individual a costa del interés general, es decir, de toda la comunidad Huasquina.

Suscriben esta declaración pública, el alcalde de Huasco Genaro Briceño Tapia y los concejales María Elizalde Elizalde, Javiera Orellana Gallo, Rafael Campos Campillay, Alberto Cumplido Solar, Rafael Vega Peralta, Luis Trigo Rojas.