Escuche este artículo

El alcalde del distrito peruano de Iñapari, Abraham Cardozo, dijo a medios locales que los migrantes desbordaron en la mañana del martes a la policía que no pudo contener la barrera en el puente que une ambos países. Más tarde, el Comando Conjunto de las Fuerzas Armada de Perú informó por Twitter que tras una “eficaz accionar” de la policía y militares los hicieron regresar a Brasil.

Al menos 300 migrantes en su mayoría haitianos, entre ellos niños y mujeres embarazadas, rompieron un cerco fronterizo e ingresaron este martes a Perú desde Brasil tras permanecer varados varios días en la zona limítrofe, dijeron autoridades.

Los migrantes habían intentado en la víspera cruzar el puente fronterizo del distrito peruano Iñapari, en la región selvática de Madre de Dios, al sueste del país, pero la policía local los mantuvo a raya en medio de enfrentamientos, según un grupo religioso de ayuda.

El alcalde de Iñapari, Abraham Cardozo, dijo a la radio local RPP que los migrantes desbordaron en la mañana del martes a la policía que no pudo contener la barrera en el puente, en medio de preocupaciones por el creciente brote del coronavirus.

El Comando Conjunto de las Fuerzas Armada de Perú informó horas después por Twitter que tras una “eficaz accionar” de la policía y militares los hicieron regresar a Brasil.