Escuche este artículo

Luego de la enorme polémica que causó la UDI en su franja política, desinformando a la población al asegurar, según ellos, que la Convención Constitucional busca cambiar el nombre e himno del país, el Consejo Nacional de Televisión dio a conocer su posición al respecto. Esta estrategia de miente miente que algo queda no es nueva tiene sus inicios en la estrategia que ocupó Adolf Hitler para imponer sus ideas al mundo.

Y fue su presidenta, Carola Cuevas, quien debió salir a descartar que el CNTV tenga las atribuciones para revisar e intervenir el contenido que llega hasta sus oficinas, confirmando que los partidos políticos no tienen un margen legal que les evite exponer mentiras ante la ciudadanía.

“Cada tanto se da esta polémica. El CNTV no tiene atribuciones para intervenir los contenidos de las franjas, ni antes ni después…”, comenzó en CNN Chile.

Aunque la mentira sea tan flagrante, tampoco tenemos atribuciones. Es importante que la gente entienda el marco que nos rige: El CNTV regula a los canales y ellos están obligados por ley a disponer de sus espacios para que los partidos expongan su propaganda política”, añadió.

Cuevas cerró dejando en claro que “los canales no intervienen la franja y nosotros regulamos a los canales. Regular la franja no está en las atribuciones que la ley nos faculta. El llamado nuestro es a tener en consideración que todos los contenidos, incluyendo la franja, deben ser cuidadosos y no incurrir en injurias, calumnias, incitación a la violencia y cualquier otro delito”.