Inicio Noticias Nacional Los que rechacen el retiro «del 10%» serán barridos por la historia

Los que rechacen el retiro «del 10%» serán barridos por la historia

“En Chile nace y muere el neoliberalismo”. Esta fue una de las frases que acuñó el reventón social del octubre chileno, tan rico en expresiones imborrables como lo fue el “mayo” francés.

Y, sin duda, que un momento estelar para la materialización de este designio se registrará este miércoles 15 de julio de 2020, cuando la Cámara de Diputados deba votar en particular el proyecto de reforma constitucional que permite el retiro del 10% de los ahorros previsionales a los trabajadores (as) cotizantes en el sistema de AFP, por única vez, ahora, con ocasión de la crisis sanitaria y económica provocada por la pandemia de covid-19.

La votación se producirá una semana después que el pleno de las y los diputados aprobaran, en general, esta iniciativa la que requiere el voto favorable de 3/5 de diputados y senadores, esto es, 93 y 26, respectivamente.

Sorpresivamente y pese al alto quorum exigido, el miércoles 8, fueron 95 los diputados que se pronunciaron a favor, entre ellos, 13 de la oficialista y derechista coalición Chile Vamos. Todos los análisis aseguran que ellos serían los votos clave de esta nueva jornada histórica, por lo que la presión sobre ellos ha sido tremenda, como reveló el diputado de Renovación Nacional (RN) Andrés Celis. Este, de todos modos, aseguró que mantendrá su voto favorable. Caso distinto es el del diputado Christian Moreira (UDI) que se internó en una clínica el día antes de la votación y, con ello, podrá justificar su ausencia en tal trascendental momento.

El Gobierno, la derecha económica, los grandes medios y los tecnócratas de la ex Concertación por la Democracia se la están jugando el todo por el todo por el rechazo a esta iniciativa. El domingo 12 los principales diarios de la prensa oficialista expresaron esta posición en sendas editoriales y columnas en las que se anunciaba un futuro negro para Chile en el caso que se apruebe el retiro de fondos.

El caso del diario La Tercera es digno de destacar: de nada sirvieron las numerosas páginas con columnas en contra del “retiro del 10%” de Sebastián Edwards (economista), Max Colodro, Ascanio Cavallo (periodista), Gonzalo Cordero (Abogado), Silvia Eyzaguirre (Investigadora CEP), Diego Vicuña (Fundación Jaime Guzmán), más la editorial. Sólo una página (la “18”) y dos columnistas (Oscar Contardo y Daniel Matamala) bastaron para despedazar los argumentos de los primeros.

En “Promesas Rotas”, Matamala destacó que el ministro de Hacienda Ignacio Briones estaba tan seguro el miércoles 8 que la votación le sería favorable al Gobierno del presidente Piñera (que sin vergüenza defiende los intereses de los dueños de las AFP y de las empresas que se benefician con sus “inversiones”) que al momento de emitirse el resultado de la votación se puso a fotografiar el tablero electrónico de la Cámara de Diputados para graficar lo que creía era un triunfo seguro. Le fue mal. Hizo el ridículo. Con los días se sabría (gracias al medio Interferencia) que Briones fue director de una AFP dato que hasta ahora había ocultado.

En relación con el fondo del asunto, el conductor de CNN Chile señaló: “Durante estos 40 años, los trabajadores creyeron dos promesas: que el sistema les entregaría buenas pensiones (100% de sus sueldos para 2020, proyectaban las AFP), y que esos fondos les pertenecían. Cuando aprendieron que lo primero no ocurriría, el descontento estalló en las manifestaciones de No+AFP de 2016. 4 años después, el sistema de AFP sigue intacto. Traicionada la primera promesa, y desesperados por la crisis, los chilenos ahora van por la segunda”. Buen resumen de la actual situación.

Por cierto, la columna de Daniel Matamala fue tendencia en Twitter y no ocurrió lo mismo con los sermoneos de Colodro, Edwards y Cavallo.

Ahora, el cabildeo de los defensores del modelo es feroz. Los presidentes de 15 organizaciones patronales publicaron -el lunes 13- una amenazante carta en El Mercurio en la que pusieron en duda la estabilidad del sistema económico y político en caso de prosperar esta iniciativa. Mas elocuente fue la alcaldesa, ex diputada y ex candidata presidencial de la derecha, Evelyn Matthei, quien una semana antes aseveró que “Chile se incendiará” de aprobarse la propuesta en comento. Las propias AFP enviaron cartas a sus afiliados asegurando que este proyecto “es un grave error” y que -de aprobarse- ocasionará perjuicios al país.

Para entender el temor de los dueños de Chile hay que acudir a las duras cifras. Según un estudio de la prestigiada Fundación Sol, los 15 grupos económicos más grandes de Chile arriesgan 3,4 billones de pesos en capital si se aprueba el retiro de fondos previsionales.

Lo peor para ellos es que la reforma constitucional considera la creación de un fondo -con aportes de empleadores y el Estado- que sería administrado por un ente estatal. Para quienes han hecho de los fondos previsionales de los trabajadores su principal fuente de dinero fresco, esto es un verdadero desastre.

El problema que tiene la derecha política y económica es que su derrota es cultural e ideológica. En efecto, está tan desprestigiado el sistema de AFP, que ya no tienen como convencer a la ciudadanía de los beneficios de éste y de la necesidad de mantenerlo. Según la encuesta Pulso Ciudadano (Activa Research) un 82,3% de los ciudadanos respalda el retiro de fondos. Téngase presente que esta propuesta que fue presentada por diputados “regionalistas” encabezados por Jaime Mulet y Alejandra Sepúlveda.

Más allá de las encuestas, la noche previa a esta votación el ruido de las cacerolas se hizo sentir fuerte en numerosas ciudades del país, en un tronar comparable al de las semanas posteriores al estallido social (18-O). De esta manera, el clamor por el retiro de fondos previsionales se une al anhelo refundacional de octubre.

Hay un hecho que podría parecer menor pero es muy revelador de los ánimos en Chile a pocas horas de la votación de los y las diputadas. El muy apacible conductor del programa Mentiras Verdaderas de La Red, Eduardo Fuentes, se exasperó la noche de este martes 14 con el senador Francisco Chauán al que increpó por la tibieza de sus posiciones y por la poca empatía que tenía por personas afectadas por la debacle de la economía y la nula ayuda del Gobierno, la que parece llegar a cuentagotas y a muy poca gente.

No es posible vaticinar cuál será el resultado de la votación de este miércoles, pero si es posible pronosticar que, de triunfar la posición de Piñera y las AFP, su victoria será pírrica.

Esto, porque implicará la “jubilación” de los políticos que rechacen esta reforma, los que difícilmente volverán a triunfar en cargos de elección popular.

Muchos dirán que ‘la gente olvida rápido’. Pero este no será el caso: en esta situación de crisis, cuando el rechazo implicará quitarle el pan de la boca a millones de personas, en la peor crisis que recuerde nuestra historia, eso jamás será olvidado por la ciudadanía. El que rechaza será barrido por la historia. ¡No habrá perdón ni olvido!

La derecha podrá vencer hoy, como tantas veces, pero esta vez su triunfo costará muy caro a sus organizaciones políticas. Sin temor a equivocarnos, sostenemos que los partidos de la coalición Chile Vamos (RN. UDI, Evopoli) serán barridos en la Convención Constituyente que -con certeza- se elegirá en abril del próximo año.

Porque si algo habremos aprendido de esta crisis sanitaria y política, como ciudadanía movilizada, es que nunca más dejaremos de participar en todas las instancias políticas, incluyendo las elecciones.

El dolor de esta crisis nos ha mostrado, con crudeza sin parangón, que la abstención no es ninguna solución.

Este miércoles 15 -San Buenaventura (buena suerte) en el calendario católico- es un día decisivo. Hoy la clase política, en especial la Cámara de Diputados, tiene la oportunidad histórica de reivindicarse frente a una ciudadanía descontenta. Es la ocasión de recuperar parte de su perdida legitimidad y volver a canalizar institucionalmente el profundo deseo ciudadano de cambio social. ¿Aprovecharé su momento?

Los que rechacen la reforma de hoy serán barridos por la densidad del proceso histórico y constituyente en curso.

Su opinión es importante...
- PUBLICIDAD -