Inicio Noticias Nacional Lloré de rabia de ver cómo las autoridades mienten

Lloré de rabia de ver cómo las autoridades mienten

Cruda confesión de profesional de la  Salud: “hoy me quebré y lloré de rabia de ver cómo las autoridades mienten”

“Hoy me quebré”, confiesa el kinesiólogo Alfredo Castañeda Peñaloza tras salir de un largo y extenuante turno en el Hospital Clínico Eloisa Díaz Insunza, ubicado en la comuna de La Florida. “Al irme a mi casa después de un turno de 24 horas, lloré en todo mi trayecto. Entré a mi hogar abracé a mi pareja y seguí llorando y ahora escribiendo estas líneas de forma desordenada y poco clara, vuelvo a llorar”. El profesional lloró de rabia e impotencia por la falta de personal, insumos y equipos que presenta el sistema público de Salud, en momentos que la temible Covid-19  avanza con pasos agigantados, en Chile.

Su testimonio, revela que las estresantes condiciones  de trabajo en los servicios de salud públicos, constituyen un serio riesgo para la vida física y salud mental de los profesionales, auxiliares, personal administrativo, choferes de ambulancias, entre otros trabajadores vinculados al área sanitaria. El miedo al contagio y la responsabilidad de evitarlo se han  redoblado entre el personal, a raíz  de la pandemia.

En entrevista a elclarin.cl, Alfredo – padre de dos hijos – contó, sin dar mayores detalles, que se decidió a escribir, “debido a la acumulación de situaciones y hechos particulares de ese turno que hicieron rebalsar el vaso”

HOY ME QUEBRÉ….

“Soy un profesional sanitario, con más de 10 años de experiencia de trabajo en urgencia hospitalaria de alta complejidad. He visto en muchas ocasiones (que ya no recuerdo cuantas) el sufrimiento y muerte de pacientes, las reacciones de sus familiares y amigos más cercanos.

Muchas de esas muertes por las precarias condiciones de nuestro sistema sanitario. Condiciones que con el tiempo se hacen costumbre.

Creí que con esta pandemia sería lo mismo que ya hace más de 10 años he vivido, creí que era fuerte, creí que no me afectaría , creí tantas cosas, estaba muy equivocado.

Muchos veníamos advirtiendo lo que pasaría, lo comunicamos de forma formal e informal a nuestras jefaturas. No fuimos escuchados…..

Es cierto que ningún sistema sanitario estaba preparado para esto, pero duele estar ahí y observar con impotencia y dolor como se mueren nuestros pacientes, como se nos fuerza a elegir, como se nos obliga a luchar sin insumos, sin equipos, sin personal.

Rabia e impotencia da cómo las autoridades (en todos los niveles) mienten en forma descarada, negando los muertos, inventando que existe equipamiento e insumo

Impotencia que una persona por tener más de 60 años se le condena a su suerte, podría ser mi padre o mi madre.

Dolor al tener que mentirle a los pacientes y tratar de calmar su ansiedad con frases como “tranquilo, te vamos a cuidar” , “vas a estar bien” , “cuando despiertes estarás mejor” ….

 

Solo mentiras, falacias, no tenemos con que ayudar.

Tengo miedo… No sé si cuando voy a turno volveré a mi casa. Si me hospitalizan,  sé que no hay con que tratarme. Sé también que una vez hospitalizado nunca más podré ver a mi familia y ellos a mí tampoco.

Si muero por COVID19 me sacaran en una bolsa sellada desde el hospital.

Hoy me quebré… al irme a mi casa después de un turno de 24 horas lloré en todo mi trayecto. Entré a mi hogar abracé a mi pareja y seguí llorando y ahora escribiendo estas líneas de forma desordenadas y poco claras… vuelvo a llorar.

Estoy quebrado y tengo 3 días para recomponerme y volver a tratar de ayudar en lo que más pueda, de seguro volveré a quebrarme.

 

No sé cuánto aguantaré….”

 

EN LA PRIMERA LINEA

“Estoy en la primera línea. Soy parte del Equipo de la Unidad de Emergencia del hospital. Yo asisto a todo tipo de pacientes que tengan alguna alteración de la función ventilatoria, sean pacientes Covid-19 o no”, explica  el kinesiólogo, Alfredo Castañeda

A renglón seguido, detalla el rol y función que juegan estos profesionales  a la hora de tener  que salvarle la vida a personas con dolencias respiratorias.. “Dependiendo de cada caso, a estos pacientes se les trata con oxigenoterapia, ejercicios respiratorios, entubación manejo de ventilación mecánica, entre otros tratamientos.”

“Todo lo que esté alterado en la función ventilatoria y en el aparato respiratorio de una persona, es campo de acción del kinesiólogo de urgencia”. 

“Los kinesiólogos, en la urgencia, somos terapistas ventilatorios, ya que respirar es una función básica. Si no respiras, te mueres, por lo que nuestra asistencia en esa función vital es crítica y de primer contacto”.

¿De cuantas horas diarias  es su jornada laboral?

“Mi sistema de turno normal es 12 hrs de día.  Al día siguiente 12 horas de noche y luego 2 días libres.

Con el sistema de 24 x 3 tengo 2 días libres efectivo. Así cumplo con el número de horas mensuales para que no me bajen el sueldo.

Este sistema de turnos de 12 o 24 horas está en desuso, en los países desarrollados. Está demostrado que después de 8 horas seguidas  de trabajo, se pierde la concentración  y  aumenta la posibilidad de error. 

Si yo trabajara menos horas, tendrían que  contratar más gente y eso es más costoso para el sistema”, acota.

El Hospital Clínico Doctora Eloísa Díaz Insunza, forma parte de la red hospitalaria preparada para  recibir y diagnosticar casos de Covid-19. Atiende a la población de las comunas de La Florida, San Ramón,  La Pintana, y La Granja.

Por Galy Chávez, elclarin.cl

Su opinión es importante...
- PUBLICIDAD -