Inicio Minería Llegó el momento de exigir tributo adicional a las mineras

Llegó el momento de exigir tributo adicional a las mineras

Diputados y senadores coinciden en que la minería debe ser una de las áreas a las cuales recurrir para solventar los gastos que requerirían nuevas políticas con énfasis en la región.

(El Mercurio de Antofagasta) Un mayor porcentaje de tributo por parte de las mineras es una de las propuestas que parlamentarios hacen para financiar los gastos necesarios para atender las demandas planteadas por la población en los últimos días.

Esta necesidad nace en medio de un descontento ciudadano que entre otras exigencias solicita una mejora a las pensiones de jubilación, garantizar derecho a la educación superior, mitigar los niveles de desigualdad y mejorar la salud pública.

Todo esto sin duda, debe ser financiado y la pregunta es ¿quién, cómo y de qué forma ejecutarlo?

Inversión

Una de las propuestas que han dado parlamentarios de la zona es el incremento a los impuestos de la minería en el país, industria que para la Región de Antofagasta resulta fundamental.

No obstante para algunos expertos, que las cupríferas paguen mayor impuesto podría ir en detrimento de las regiones en donde éstas operan.

Así lo planteó el académico y economista de la Universidad Católica del Norte, Dusan Paredes, quien dijo que hoy en día la billetera fiscal se financia por impuestos a las compras o al IVA y ese impuesto lo paga finalmente el consumidor, por lo que hay que revertir dicha situación para que sea el impuesto a la renta la cual financie los gastos fiscales.

«Ahora en el tema de las empresas hay diferentes posturas, una de ellas es que las mineras, por todo su rol, paguen más impuestos, pero el problema de eso es que el impuesto es de propiedad nacional, es decir el gobierno central puede destinar su gasto en cualquier lugar y en realidad si las empresas mineras pagaran más impuestos tiene que ser para recaudación local».

Llamado

La diputada Paulina Núñez (RN) dijo al respecto que ahora es momento de exigir un tributo adicional a las mineras.

«Represento a la región de Antofagasta donde se ubican los grupos mineros, en su mayoría extranjeros, más grandes del mundo y veo cómo las ganancias que tienen no quedan en forma importante en nuestra zona, ni en nuestro país. Por eso, con mayor razón creo que es el momento de pedirle más, les ha ido muy bien en nuestro país y si quieren seguir queremos que se metan la mano al bolsillo para ayudarnos a producir los cambios de desigualdad que tenemos».

Por su parte, el senador Alejandro Guillier (indep.) dijo que desde la bancada regionalista trabajan en un proyecto para proponer un sistema en que los procesos productivos que se producen en un territorio dejen un aporte concreto.

«En el contexto de la crisis social que vive el país, creo que está claro que todos deberemos hacer un esfuerzo por distribuir más las riquezas que quedan en algunos pocos. Y por cierto las empresas de la gran minería lo deben tener más claro».

La diputada Marcela Hernando (Prsd) dijo que este tipo de demandas también deben ir de la mano con la presentación de proyectos.

«Me gustaría decir que en este minuto no hay cartera en la región como para gastar más dinero, y eso es una herencia del Gobierno Regional que acaba de renunciar, por ende no hay algún proyecto grande. Además no solo se le debe cobrar más impuesto a las mineras, sino a todas las empresas que extraen las riquezas de nuestro país y se las llevan al extranjero».

El diputado José Miguel Castro (RN) agregó que «aparte de todas las peticiones y demandas que exige el pueblo de Chile, en la región tenemos una más, y esa tiene que ver con dos cosas; uno, que los recursos que nosotros proveemos al país también merecen ser devueltos en alguna clase de indemnización; y dos, entender que no queremos que -las empresas- paguen más porque sí, sino producto de todas las externalidades negativas que dejan».

Por su parte el parlamentario Esteban Velásquez dijo que «desde hace muchos años varios hemos dicho que lo que necesita la Región de Antofagasta es un royalty a la minería. ¿Qué significa eso? que pedimos una compensación por los recursos naturales, renovables y no renovables que están extrayendo de nuestra zona, porque los efectos medioambientales nos afectan en lo social y humano».

Proyección

Por su parte, el senador Pedro Araya (indep) mencionó que el actual panorama país da pie también a que tanto la ciudadanía, como sus autoridades y empresarios tengan la oportunidad de acordar un nuevo pacto social.

«La minería debe dejar de hacer filantropía y comenzar a contribuir para el desarrollo de la región, pensando a 50 años más. Es momento de plantear todos los debates: royalty, tributación minera, aportes regionales, pago de patentes en lugares donde tienen sus faenas, medioambiente, relaciones laborales, respeto a la pyme local, y más. Aquí es necesario que tengamos un pacto social regional».

Su opinión es importante...