Escucha el texto aquí

Ventilación permanente, rutina de lavado de manos y realización de actividad física al aire libre, son algunas de las recomendaciones preventivas para evitar contagios al interior de las salas de clases.

22 de febrero de 2022, Santiago. –  Se acerca marzo y con esto el comienzo de un nuevo año escolar, el cual a diferencia de los últimos dos años, estará marcado por el retorno a clases presenciales de forma obligatoria, según lo definido por el Ministerio de Educación. Con esto, se retomará la jornada escolar completa y se deberán realizar actividades y clases en los establecimientos en todas las fases del Plan Paso a Paso. Considerando que se ha alcanzado más del 80% de los estudiantes de educación escolar con su esquema de vacunación completo, se elimina la restricción de aforos en todos los espacios dentro de los establecimientos educacionales. Sin embargo, se debe propiciar el distanciamiento físico en las actividades cotidianas en la medida que esto sea posible.

Si bien, existe un gran avance en el esquema de vacunación en menores de 18 años, es importante conocer qué medidas sanitarias deben ser consideradas en los establecimientos educacionales para evitar brotes de contagios por COVID-19. Para esto, José Luis Urnia, especialista Senior en Seguridad y Salud en el Trabajo de la Asociación Chilena de Seguridad (ACHS), nos comparte las principales medidas a tener en cuenta para un retorno seguro a las salas de clases:

  • Uso obligatorio de mascarillas: Según las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS), se define el uso obligatorio de mascarillas según los siguientes parámetros:
  • Menores de 5 años: No recomendado
  • Niños entre 6 y 11 años: Obligatorio, considerando hacer una evaluación de riesgo y contando con la supervisión adecuada de un adulto. Además, es importante entregar a los menores las instrucciones sobre cómo ponerse, quitarse y llevar puesta la mascarilla de forma segura.
  • Desde los 12 años: Obligatorio en los mismos supuestos que en adultos

Junto con esto, el especialista de la ACHS sostiene que se deben mantener las medidas de prevención sanitarias tales como:

  • Ventilación permanente de las salas de clases y espacios comunes: Se debe mantener al menos una ventana o puerta abierta. En aquellos espacios donde sea posible, se recomienda mantener ventilación cruzada para generar corrientes de aire (por ejemplo, manteniendo la puerta y una ventana abierta simultáneamente). Si las condiciones climáticas lo permiten, se recomienda mantener todas las ventanas abiertas
  • Implementar rutinas de lavado de manos: Utilizar jabón al higienizar las manos o usar alcohol gel cada 2 o 3 horas para todas las personas de la comunidad educativa
  • Recomendar a los apoderados estar alerta ante la presencia de síntomas diariamente: De presentar algún síntoma de COVID-19, se debe acudir a un centro asistencial y no asistir al establecimiento educacional hasta ser evaluado por un médico
  • Comunicación efectiva y clara a la comunidad escolar: Es importante entregar información constante sobre los protocolos y medidas implementadas
  • Seguir el protocolo de transporte escolar: Este incluye contar con una lista de pasajeros, ventilación constante y prohibición de consumo de alimentos
  • Realización de actividad física en lugares ventilados o al aire libre
  • Eliminar los saludos con contacto físico
  • Actuar según los protocolos: Todos los establecimientos escolares cuentan con un protocolo para proceder ante casos sospechosos o confirmados de COVID-19, el que entrega instrucciones específicas para abordar los distintos escenarios. Estos protocolos deben adecuarse a lo indicado por la autoridad sanitaria respecto de la vigilancia epidemiológica en contextos educacionales

En este contexto, poder asegurar un correcto uso de la mascarilla por parte de nuestros pequeños o pequeñas cobra una relevancia mayor, lo primordial es tener conciencia de la importancia del uso constante de mascarilla de forma correcta, considerando la importancia de una correcta posición y retiro de ésta.

La recomendación es probar el desempeño de la mascarilla en las niñas y niños, lo primero que debemos tener en cuenta es el tamaño y ajuste de la mascarilla en el rostro de nuestras hijas e hijos, existen mascarillas en distintos tamaños y debemos buscar la que mejor se acomode a nuestros hijos, también se debe considerar la sujeción que se entrega, para evitar que esté demasiado apretada o suelta, ya que debe resultar cómoda para que sea utilizada. Las mascarillas con mejor desempeño de protección para niños y niñas en estudios internacionales, son las que cuentan con alguna certificación, cómo las KN95 y también las mascarillas quirúrgicas.

En caso de existir un caso confirmado, el protocolo indica que se debe realizar aislamiento del caso, cuarentena a partir de la fecha del último contacto de compañeros que se sienten a menos de 1 metro de distancia, y en el caso de los párvulos, en su grupo inmediato de trabajo. El resto del curso/grupo son considerados personas en alerta de COVID-19 y pueden continuar con clases presenciales. Se deben reforzar las medidas de ventilación, evitar aglomeraciones y lavado frecuente de manos en el establecimiento educacional. El procedimiento es análogo cuando existen dos casos. Y cuando existen 3 casos en un curso en un período de 14 días corridos, el curso completo entra en cuarentena y se suspenden las clases presenciales, dando aviso a la SEREMI de Salud correspondiente.

En caso de tener tres cursos con tres casos la situación será evaluada por la SEREMI y se toman medidas que podrían llegar a la cuarentena del nivel, ciclo o establecimiento completo.