Inicio Noticias Internacional La prioridad debe ser proveer de ingresos a la población

La prioridad debe ser proveer de ingresos a la población

El surcoreano Ha-Joong Chang es uno de los economistas más destacados del mundo. Profesor de la Universidad de Cambridge, Chang es reconocido por sus planteamientos en la línea de la economía de desarrollo (humano y económico en paralelo) y por sus críticas al neoliberalismo.

En una reciente entrevista , Chang se refirió a la crisis que enfrenta el modelo económico ante el advenimiento del COVID-19, y a las medidas que a su juicio se deben tomar para asegurar la salud de la población y el funcionamiento de la economía.

- PUBLICIDAD -

El experto comenzó sosteniendo que “mi mirada siempre ha sido que una economía de mercado fuerte necesita un Estado fuerte. El problema es que el consenso económico argumenta que el mercado y el Estado son dos entidades en contradicción, según lo cual para tener una economía de mercado más efectiva, tienes que contraer el Estado. En tanto, desde el otro espectro político, para tener un Estado afectivo, tienes que romper el mercado. Nada de eso es cierto, porque son complementarios. Para lidiar con esta crisis se necesita el complemento de ambos, como lo muestra Corea del Sur. Cuando la crisis empezó en China, el gobierno llamó a las compañías del sector privado y trabajó con ellas para elaborar test, poniéndose de acuerdo, por ejemplo, en la organización del suministro. Problemas sistémicos como el coronavirus no se resuelven con mecanismos de mercado. Se requiere un Estado efectivo que intervenga, lo que también puede aplicar perfectamente para enfrentar otros asuntos, como el cambio climático. Estos problemas demandan enfoques más colectivos”.

En esa línea, al ser consultado sobre si la falta de un Estado más poderoso ha quedado en evidencia con la crisis de los sistemas de salud, el economista respondió que “en Italia la tasa de mortalidad estuvo por encima del 10%, mientras que en Corea del Sur es de apenas 2%, algo similar a los que vemos en Alemania y Singapur. Sin ser un experto, eso claramente evidencia problemas en cómo el sistema de salud está organizado en diferentes países. Por ejemplo, Estados Unidos ofrece medicina de alta calidad para la gente rica, pero ha probado ser muy débil ante enfermedades que afectan a todo el país. El 10% de la población no tiene un seguro de salud y tienen un sistema de bienestar muy débil para estándares de un país rico. Por otra parte, se suponía que el Reino Unido podía hacerse cargo del bienestar de toda la población, pero en los últimos 10 años ha habido una subinversión y ahora tienes a otro de los países más ricos del mundo siendo incapaz de proveer mascarillas a los equipos médicos. Tener un sistema de salud público no significa nada si no inyecta dinero en él. Corea tiene un seguro de salud para toda su población, pero en general lo proveen los privados y en general funciona muy bien. Por ejemplo, ofrecen test de coronavirus gratuitos para todos, un tratamiento que cuesta muy poco. Es un ejemplo de la cooperación público-privada. Los países ahora tendrán que revisar qué es lo que han hecho bien y mal, para enfrentar situaciones como esta en el futuro, considerando que los expertos continúan diciendo que éste no va a ser el último ataque del virus antes de que consigamos la vacuna”.

Asimismo, al ser consultado sobre si el Estado debe intervenir en este contexto de crisis, Chang sostuvo que “esta situación es extraordinaria. En otro escenario, habría sectores políticos que se negarían a entregar estos fondos, pero tienes enfrente la paralización del 80% de la economía y si despiden a todo el mundo y no le entregas ningún tipo de ingreso a esa gente, la demanda económica va a colapsar y las pocas compañías que resisten van a colapsar y finalmente toda la economía. Así que esa ayuda se debe prestar. El rol del gobierno en esta materia siempre ha estado ahí, solo que no siempre se ve con tanta claridad. El gobierno es el que actúa como el último que garantiza el funcionamiento de la economía”.

Finalmente, Chang planteó que esta intervención económica estatal debe estar concentrada en proteger a la población general. “La prioridad debe ser proveer de ingresos a la población, de manera que puedan sobrevivir. Con eso, además, te aseguras de contar con un mínimo nivel de demanda, de manera que las empresas no vayan a la bancarrota. Aunque todos están actuando en esa línea, se distinguen diferencias. Muchos países europeos han decidido qué deberían intentar mantener el empleo, tanto como se pueda. En Estados Unidos ese no es el enfoque. Piensan que dándole a la gente un ingreso mínimo es suficiente, por lo que muchas compañías están despidiendo. Están asumiendo que tan pronto termine esta crisis, ellos van a volver a estar empleados, eventualmente va a ser así, pero no es tan simple. Me parece más adecuada la opción europea, al tratar de mantener el empleo tanto como se pueda, porque una vez que comienzas a tener miles de millones de personas en el desempleo los costos de los ajustes van a ser más grandes”.

Su opinión es importante...
- PUBLICIDAD -