Escuche este artículo

La junta de Vigilancia de la Cuenca del Río Huasco (JVRH)  invitó a las comunidades de agua de la Provincia a participar de la presentación de la Norma Secundaria de Calidad de Aguas, realizada por el Ministerio de Medio Ambiente, al respecto Pablo Rojas, Gerente de la JVRH destacó la relevancia que tiene la participación de las comunidades de agua en este proceso, tomando en cuenta que: “si bien la JVRH hizo sus observaciones, es relevante contar con la opinión de los tenedores de derechos de aguas”.

Sobre este tema Nora Arévalo, Ingeniera Civil en Minas, Master en Medio Ambiente, quien se desempeña como asesora medioambiental de la JVRH,  entregó detalles sobre el anteproyecto de Norma Secundaria de Calidad Ambiental para las Aguas Superficiales de la Cuenca del Río Huasco, destacando la importancia de esta norma, cuyo objetivo es mantener y conservar los ecosistemas característicos de la cuenca. Esta norma, según explicó la profesional, viene a regular la calidad del agua en la Cuenca del Río Huasco, lo que involucra 17 áreas de vigilancia donde se van a chequear estos contaminantes; desde el Río Cazadero, que se encuentra aguas arriba del Río Laguna Grande en la Cuenca del Río El Transito, hasta la desembocadura del Río Huasco.

Nora, destacó que: tener una norma secundaria de  calidad de la Cuenca del Río Huasco siempre va a ser positivo para el cuidado de la Cuenca, tomando en cuenta la importancia que tiene para esta zona desértica mantener la calidad de sus aguas: conservando el ecosistema, controlando parámetros; tales como: PH, conductividad que tiene que ver con las sales disponibles en el cauce, el oxígeno disuelto que requieren los  seres vivos para estar presentes, metales como: cobre, hierro, arsénico; los que en total suman 17 parámetros normados. Esta norma busca mantener las condiciones de calidad del Agua, nunca bajarlas y ojalá mejorarlas, lo que permitirá fiscalizar el cumplimiento de la norma para la Cuenca del Río Huasco.