Si deseas escuchar la noticia, haz click AQUÍ

La Junta de Vigilancia de la Cuenca del Río Huasco y sus Afluentes (JVRH) suspendió la asamblea extraordinaria programada para el sábado 11 de junio en Alto del Carmen, por “irregularidades y falta de garantías” de un grupo de usuarios en el proceso de acreditación para la elección del nuevo directorio, determinación que fue adoptada por la mayoría de sus directores.

Nicolás del Río, presidente de la JVRH, señaló: “Hemos presenciado conductas inaceptables de algunas personas específicas que tratan actuar con prepotencia en representación de comunidades de aguas ante la Junta de Vigilancia que no podemos permitir”, agregando que “ fuimos testigos de cómo una regante sustrajo poderes que estaban en dominio de la Junta de Vigilancia y se los llevó, lo que evidentemente conlleva invalidar todo proceso democrático y transparente respecto de las garantías que debemos entregar a los regantes. Acá se está cometiendo un acto absolutamente ilegal”.

Por su parte, María Soledad Callejas, abogada, ex funcionaria de la Dirección General de Agua (DGA) y representante de usuarios del tramo II y IV, enfatizó que “la suspensión de la asamblea fue la decisión correcta, porque el directorio debe velar para que cada regante esté representado en una asamblea. Me parece gravísimo que se hayan retirado algunos poderes de regantes que estaban otorgados válidamente ante notario y que fueran cambiados por otros, esa es una irregularidad”, aseguró.

Además, en la asamblea estaba considerado discutir el presupuesto, memoria, representación de la organización en juicios de perfeccionamiento de títulos y elección del representante ante la Comisión Nacional de Riego (CNR).

Los representantes de la Junta de Vigilancia del Río Huasco y sus Afluentes esperan que dichas acciones sean rectificadas para garantizar el debido proceso democrático y transparente.

Horacio Gaytán, secretario del directorio de la Junta de Vigilancia, quien actuó como ministro de fe, puntualizó “trate por todo los medios de resolver las situaciones irregulares con los regantes que representaban comunidades con los problemas de poderes e incluso intercedí para que la regante que sustrajo los documentos se los devolviera a la organización de usuarios sin tener éxito en mi gestión, por esta razón advertí al presidente de la organización para que en ausencia de las garantías básicas y comportamientos éticos procedería a suspender la asamblea. Finalmente, mi intención siempre fue tratar de salvar la situación sin tener que suspender”.

Advertida la asamblea de los hechos denunciados y de la decisión de suspender, se escucharon algunas posiciones de regantes asistentes, incluso de la representante de una de las comunidades objetadas quien reconoció los hechos frente a la asamblea, la mayoría del directorio presidida por Nicolás del Río, Horacio Gaytán, Denees Naim, Luis Salazar e Ignacio Franco, confirmaron a los presentes la decisión de suspender la actividad.

Finalmente, el presidente informó a la asamblea de un recurso de protección presentado ante la Corte de Apelaciones de Copiapó en contra de la organización de usuarios, donde los directores Wilhelm Von Mayenberger, Juan Pablo Espinosa y Horacio del Valle conjuntamente con Enrique Alcalde Undurraga, representante de la Fundación Isabel Aninat Echazarreta, solicitaron la suspensión de dicha asamblea.

Deja tu comentario sobre este artículo, recordar que es de total responsabilidad de quien los emite: