Escuche este artículo

El equipo de investigación compuesto por Carlos Pizarro Figueroa, Raúl Miranda y Juan Pablo Rico,  logró identificar varias especies nativas en los tres sitios prioritarios.

Las visitas a terrenos  permitieron identificar las diferentes especies nativas de los diferentes sectores de Atacama cuyos colores, hongos y bacterias, captación del agua y protección del viento y el sol fue minuciosamente captada para la investigación.

La flora nativa en el Desierto de Quebradas, es una compilación fotográfica y micro cápsula de Drone que retrata las primeras acciones de vegetación y comunicación de la biodiversidad de la región de Atacama. Lo anterior permite, de manera lúdica y formativa, investigar y reflexionar sobre el resguardo y cuidado de este patrimonio natural en valor eco sistémicos.

A través de un recorrido por algunos de los sitios más reconocidos de la flora nativa de la región de Atacama, el público descubrirá diferentes especies nativas que han conservado imborrables en el desierto y que relatan aspectos de la vida de esta vegetación particular.

Los realizadores del proyecto invitan a revisar nuestra naturaleza donde conviven diferentes especies de la región de Atacama y descubrir su biodiversidad que es parte de la memoria histórica cargada de identidad nortina, cuya interpretación sigue siendo compleja y enigmática, incluso para los expertos.

El proyecto recibió de financiamiento del concurso correspondiente a la glosa 6% del FNDR fue aprobada en el concurso del área de medio ambiente del Gobierno Regional de Atacama. Visado por el consejo regional.