Escuche este artículo
La publicación de un informe en el Reino Unido levantó polémica en la opinión pública, al destapar numerosos casos de misteriosas muertes, de bebés y madres que en el hospital inglés de Shrewsbury and Telford entre los años 2000 y 2018. Un informe sobre el hospital de Shrewsbury and Telford detalla el fallecimiento de 42 niños este 2020 y el nacimiento de más de 50 con malformaciones que se hubieran podido evitar, informó la agencia EFE. La investigación analizó 250 de 1.862 casos que han sido identificados como posibles incidentes graves, entre los cuales se encuentran la muerte de 13 madres y un número de bebés que no se ha especificado, si bien los medios estiman que pueden llegar a ser decenas o incluso centenares. La experta designada por el gobierno para realizar el informe, Donna Ockenden, decidió publicar cuanto antes sus resultados preliminares para que puedan tomarse medidas inmediatas. Su trabajo informa de muertes que se habrían evitado si se hubieran practicado cesáreas a tiempo, una falta de supervisión médica de los nacimientos y una “profundamente preocupante falta de amabilidad y compasión” en los servicios médicos de ese hospital, entre otros problemas. Muertes de bebés En septiembre de 2018 salieron a la luz 23 posibles casos de muertes evitables de bebés y madres, mientras que en junio de este año la policía inició una investigación sobre el hospital ante los datos que apuntaba a la muerte de 42 bebés y el nacimiento de más de 50 con malformaciones que se hubieran podido evitar. “Imploramos a todas las unidades de maternidad de Inglaterra que tomen en consideración este primer informe y que adopten planes ambiciosos” para implementar sus recomendaciones, afirmó en un comunicado Ockenden. Entre las sugerencias, subraya la necesidad de incrementar la supervisión de los protocolos que se siguen en los nacimientos, que se “escuche” más a las madres y las familias, y que se incremente la preparación del personal clínico.