Inicio Noticias Internacional Ingeniero peruano creó galleta que promete eliminar la anemia

Ingeniero peruano creó galleta que promete eliminar la anemia

Tras tres largos años de investigaciones y el ensayo con cerca de 300 tipos de galletas, un ingeniero agrónomo peruano logró idear una galleta con la que, según comprobó científicamente, puede acabar en 30 días con la anemia en niños y adultos.

El creador del producto es Julio Garay Barrios, natural de Ayacucho, egresado como ingeniero agroindustrial de la Universidad Nacional San Cristóbal de Huamanga.

Al joven profesional le diagnosticaron anemia cuando tenía cinco años, hecho que lo motivó de adulto a iniciar la creación de un producto alimenticio que combatiera de una manera agradable al paladar este mal que ataca a cuatro de cada diez niños.

Para encontrar la fórmula de Nutri Hierro Garay Barrios se internó en el laboratorio experimental de planificación de su facultad.

Allí en el 2018 encontró la fórmula. La galleta que podría eliminar la anemia en Perú tiene 13 ingredientes, entre ellos harina de trigo fortificada, lentejas, sangrecita, quiwicha, huevo, chía, entre otros. Todos altos en contenido de proteínas, minerales y vitamina “C” para una mejor absorción, señala un reporte del diario El Comercio.

Expresó Garay que encontrar la fórmula no fue lo más complicado, la prueba de fuego fue saber si funcionaba.

Para ello se seleccionó el asentamiento humano de Mollepata y luego el centro poblado de Allpachaca, donde casi todos los niños tenían anemia (10,8 de hemoglobina).

La Organización Mundial de la Salud (OMS) sostiene que el nivel mínimo de hemoglobina en un niño es 11. Con apoyo del centro de salud los desparasitaron y durante 30 días les hicieron consumir las galletas. Los resultados superaron las expectativas. Los niños subieron su hemoglobina hasta 15.

De los laboratorios de planificación, Julio Garay pasó a las gestiones burocráticas. Tramitó el registro sanitario, el código de barras y tuvo que patentarlo. Los resultados están registrados en una notaría que da fe de que sí funcionan. Con todos los permisos legales comenzó a venderlo en los mercados. Al inicio los ponía en bolsitas de plástico con unas etiquetas que había diseñado.

La noticia de la galleta que combatía la anemia llamó la atención de laboratorios de Lima y algunos se atrevieron a analizarla comprobando que son las galletas con mayor cantidad de hierro en el mercado. La demanda comenzó a incrementarse.

Garay empezó a contratar a sus compañeros de la universidad y con el apoyo de la empresa privada realizó un nuevo diseño para su producto, nuevo empaque, y ya cuenta con una planta industrial con capacidad para producir 10.000 bolsitas por hora.

- PUBLICIDAD -