Escuche este artículo

A través de una declaración pública, la Fiscalía señaló que el informe recibido por el fiscal nacional, Jorge Abbott, de parte del director de la Agencia Nacional de Inteligencia (ANI), Gustavo Jordán, se encuentra «bajo secreto de la Ley de Inteligencia», lo cual significa que «más allá de si este informe cuenta con algún valor probatorio, el secreto que lo rige imposibilita incorporarlo en cualquier investigación penal, ya sea actual o futura del Ministerio Público».

Asimismo, el Ministerio Público enfatizó que el Ejecutivo había anunciado que se entregaría un informe preparado por organismos de inteligencia «con el fin de aportar antecedentes o prueba a las investigaciones relacionadas con delitos cometidos en el contexto de las manifestaciones sociales de las últimas semanas».

Pero, por encontrarse bajo el secreto de la ley, la Fiscalía dijo que el reporte que le entregó la ANI, «imposibilita, bajo cualquier aspecto, que su contenido sea incorporado en cualquier proceso de la justicia penal» y que  «en tanto no se autorice el levantamiento del secreto por las autoridades competentes, esta información no puede constituir ni siquiera un aporte de contexto, pues a quien está dirigida queda por ley imposibilitado de comentarla, traspasarla, difundirla o de tomar decisiones in a partir de ella».

Finalmente, se informó que es el Director de Inteligencia, Gustavo Jordán, quien puede levantar el secreto de la información para que pueda ser utilizada por el Ministerio Público.