A convoy of Russian armored vehicles moves along a highway in Crimea, Tuesday, Jan. 18, 2022. Russia has concentrated an estimated 100,000 troops with tanks and other heavy weapons near Ukraine in what the West fears could be a prelude to an invasion. The Biden administration is unlikely to answer a further Russian invasion of Ukraine by sending U.S. combat troops. But it could pursue a range of less dramatic yet still risky options, including giving military support to a post-invasion Ukrainian resistance. (AP Photo)
Escucha el texto aquí

Rusia comenzó este miércoles unas grandes maniobras en el mar Negro, con la participación de más de 20 barcos, informó hoy el Ministerio de Defensa.

Una agrupación naval, que incluye buques de guerra y barcos de apoyo, abandonó las bases de Sebastopol y Novorssísk para llegar a las áreas designadas, de acuerdo con un comunicado castrense.

Fragatas, patrulleros, buques antisubmarinos, navíos de diverso tipo pertrechados con misiles, barcos de desembarco, así como dragaminas participan en los ejercicios.

Las unidades realizarán una serie de ejercicios y capacitaciones sobre la organización de las comunicaciones, maniobras seguras en áreas con navegación intensiva y organización de la defensa antiaérea en el mar, según Defensa.

Rusia, que lleva a cabo múltiples ejercicios militares mientras acumula en la frontera con Ucrania más de 100.000 soldados, asegura que las maniobras forman parte del Plan de Entrenamiento de las Fuerzas Armadas de la Federación Rusa para 2022.

«En enero-febrero se están realizando una serie de ejercicios navales en todas las áreas de responsabilidad de las flotas bajo la supervisión general del Comandante en Jefe de la Marina, el almirante Nikolái Evmenov».

«El enfoque principal de los ejercicios es determinar las acciones de la Armada y las Fuerzas Aeroespaciales para proteger los intereses nacionales rusos en el océano, así como contrarrestar las amenazas militares a la Federación Rusa», señala Moscú.

Los ejercicios cubrirán las aguas de los mares adyacentes al territorio ruso, así como áreas operativamente importantes del océano. Se realizarán ejercicios separados en las aguas de los mares Mediterráneo, Norte, Ojotsk, en la parte nororiental del océano Atlántico y en el océano Pacífico.

En total, está previsto que participen más de 140 buques de guerra y embarcaciones de apoyo, más de 60 aviones, 1.000 unidades de equipo militar y alrededor de 10.000 efectivos militares.