Escuche este artículo

El Presidente Sebastián Piñera encabezó una visita oficial en la Región de Antofagasta, donde anunció un Plan de Descontaminación para la comuna de Calama y también inauguró la primera planta termosolar de América Latina, en la comuna de María Elena.

El Mandatario puso la primera piedra del Parque Oasis, en Calama, que sumará 17,1 hectáreas de áreas verdes y que busca mejorar la condición del aire como un pulmón verde para la comuna.

También anunció un Plan de Descontaminación para Calama, con la idea de regular, controlar y monitorear las emisiones que tendrá el material particulado en la comuna, lo que se verá reflejado -además- en la actividad minera en la zona, entre otros.

«También va a afectar a muchas otras actividades, como por ejemplo, la regulación de la tronaduras, la nueva metodología de cuantificación y de control de emisiones; el control de las plantas de extracción de áridos, las normas para las obras de construcción, para el transporte, para las quemas agrícolas, para proyectos o actividades nuevas, la implementación de un plan de monitoreo y control permanente por parte de la Superintendencia de Medio Ambiente», detalló el Mandatario.

Esto debido a que durante el año 2019 Calama fue decretada como zona saturada de material particulado, por lo que desde la Federación de Pobladores de a comuna valoraron la medida: «Ha sido, por tanto, un proceso largo de aprendizaje ciudadano, de movilización, de unidad territorial, pero que hoy día nos entrega un triunfo, y ese triunfo es poder en definitiva mejorar la calidad de vida de todos y todas las habitantes de nuestra comuna de Calama», dijo el vocero Sergio Chamorro.

Además, el Jefe de Estado inauguró la primera planta termosolar de Latinoamérica en el Cerro Dominador de María Elena, cuya estructura otorgará energía 100 por ciento renovable para más de 380 mil hogares, evitando así la emisión de toneladas de CO2 al año.

«Esta planta, que además se hizo con tecnología de punta, pero también con sensibilidad de punta. Por ejemplo, la mayoría de los trabajadores, que llegaron a ser 2.500 que construyeron esta planta, son trabajadores de la región de Antofagasta, casi la mitad de los trabajadores que construyeron esta planta son mujeres», detalló Piñera.

«El tratamiento que se hizo a un elemento tan escaso y tan valioso como el agua, ha sido ejemplar, y por tanto, aquí no solamente hay tecnología, también hay sensibilidad y compromiso con la comunidad«, puntualizó.