Escuche este artículo

Junto al presidente de ACCIONA, José Manuel Entrecanales, el subsecretario López inauguró las plantas Malgarida I, II y Almeyda. Con esto Acciona alcanza 922 MW en Chile.

 

En la comuna de Diego de Almagro, Región de Atacama, se inauguraron tres plantas fotovoltaicas, pertenecientes a la empresa ACCIONA Energía: el complejo fotovoltaico conformado por las plantas Malgarida I y II y la planta fotovoltaica Almeyda. Las nuevas instalaciones aportan al país una capacidad de 300MWp de energía libre de emisiones.

A la ceremonia asistieron el subsecretario de Energía, Francisco López; el presidente de ACCIONA Energía, José Manuel Entrecanales; la seremi de Energía de Atacama, Kim Fa Bondi; el director de Medio Ambiente de Diego de Almagro, Jorge Aguilera; y la alcaldesa de Chañaral, Margarita Flores. Por parte de la compañía estuvieron presentes el CEO de ACCIONA Energía, Rafael Mateo y el director general de ACCIONA Energía para Sudamérica, Jose Ignacio Escobar.

En la inauguración de estas tres plantas fotovoltaicas, el subsecretario de Energía Francisco López destacó que “en Chile nos fijamos la meta de ser carbono neutrales al 2050, y para lograr esto las energías limpias juegan un rol clave. Hoy estamos avanzando a pasos agigantados. Solo en 2021 las energías renovables no convencionales alcanzarán al menos el 35% de la matriz eléctrica nacional, inaugurando proyectos eólicos y solares equivalentes a todo lo que se ha construido en nuestra historia”.

Por su parte, el presidente de ACCIONA, José Manuel Entrecanales comentó que “durante los últimos años, Chile ha sido la punta de lanza de ACCIONA Energía en América del Sur. En poco tiempo, hemos alcanzado una potencia operativa de 922MW, lo que nos posiciona como la principal compañía de generación de energía exclusivamente renovable del país”.

Las plantas Malgarida I y Malgarida II iniciaron su operación en julio de este año y generarán anualmente 654 Gigavatios hora (GWh) de electricidad limpia, equivalentes a la demanda de unos 280.000 hogares chilenos, lo que permitirá evitar la emisión de unas 512.000 toneladas de CO2 al año.

Por su parte, la planta fotovoltaica Almeyda fue conectada a red en diciembre de 2019 y genera anualmente 167,5GWh, equivalente a la demanda eléctrica de unos 80.000 hogares chilenos, evitando la emisión de 162.000 toneladas anuales de CO2.