Escuche este artículo
El derrame de 40 mil litros de diésel ocurrió el sábado. Según fuentes oficiales, este lunes las autoridades ya habían extraído 15 mil litros de combustible y agua de mar. Para el representante de la milenaria etnia, la respuesta ante la emergencia fue inmediata. No obstante, sus críticas apuntan a los dueños de los barcos que llevaron al evento: «No tienen por qué ocurrir (estas situaciones) en una empresa que tiene altos protocolos en términos de medios y recursos», adelanta.

El derrame de 40 mil litros de combustible diésel el sábado pasado en isla Guarello -parte del archipiélago Madre de Dios, a 250 kilómetros de Puerto Natales- encendió las alarmas, particularmente en la comunidad nativa Kawésqar.

Según cuenta Juan Carlos Tonko, representantes de los Kawésqar de Puerto Edén (la localidad más cercana al lugar del derrame), la zona “es un reservorio importantísimo en términos bioculturales, con un valor cultural inmenso para la población indígena: hay sitios mitológicos, sitios tabú (donde no se puede comer, hacer ruido ni contaminar), sitios funerarios, y es allí donde también están las pinturas rupestres”.

Las últimas actividades ancestrales en la isla ocurrieron en 1998, lo que para Tonko no es mucho tiempo. “Hace bastante poco que dejaron el sitio”, dice el representantes de los Kawésqar.

Pero la isla, y las zonas oceánicas aledañas, aún se usan para la pesca de erizos.“Llegaban pescadores de Puerto Natales, porque es un área rica en recursos”, explica. “Para nosotros también es importante en los mismos términos de flora y fauna. Es un área de gran valor”.

¿El derrame puede haber afectado a parte de la población?

No, las más cercanas son las 25 personas que viven en la isla Madre de Dios.

¿Hasta ahora cómo ha sido la actuación de las autoridades?

Los protocolos de emergencia se activaron de forma inmediata: la autoridad marítima dispuso las barcazas que entonces estaban cerca. Desde Punta Arenas salió el patrullero oceánico. La última información que tuvimos fue una barcaza de Puerto Natales, el domingo, que salió con personal capacitado, con elementos de absorción y contención. Tengo entendido que hasta el momento la situación está contenida y que han recuperado por lo menos 15 mil litros de combustible y agua de mar.

¿Saben qué pudo haber sido lo que produjo el derrame?

La información oficial que tenemos fue que estuvieron entregando combustible, no sé si a una nave o a una embarcación, y alguien se desentendió del proceso y terminaron cayendo los fluidos al mar. No había nadie en el área para cortar la llave. Las grandes conclusiones que sacamos es que dejaron la bomba funcionando sola. Ese antecedente refleja error humano en ese contexto y la Irresponsabilidad de CAP, pero el nivel de afectación es más profundo. Aparte de sacar y limpiar, hay efectos adicionales que hay que monitorear y analizar, porque en esa área hay muchos peces y aves.

¿Cuáles son los pasos a seguir?

Iremos a verificar el área y una vez que tengamos claro el radio de afectación, tomaremos las medidas correspondientes. Hay que ver lo que dice la empresa Siderúrgica Huachipato (filial del grupo CAP). Hemos solicitado sancionar a los responsables. No tienen por qué ocurrir (estas situaciones) en una empresa que tiene altos protocolos en términos de medios y recursos. El Estado y los servicios tienen que actuar de acuerdo al daño.